Carolina Marín: “No es solo por el título, ganar es la recompensa a mi trabajo”

La campeona de báminton participa en un encuentro del ciclo de la FEDEPE donde repasa su modo de trabajo, sus logros y próximos retos

 

Carolina Marín, campeona olímpica de bádminton en Río de Janeiro 2016, bicampeona mundial (2014 y 2015), y tetracampeona europea, fue la invitada este martes de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE) en el ciclo Encuentros-Coloquio 2018 en el Club Financiero Génova. El título de la reunión fue ‘Carolina Marín, calma, fuerza y alegría’.

La presidenta de FEDEPE, Ana Bujaldón, repaso el palmarés de Carolina Marín, a la que presentó como una mujer de “carácter” que ha sido pionera del bádminton en nuestro país y “es ejemplo para niñas y niños de todo el mundo”. La onubense tiene su próximo gran reto el próximo verano con el Mundial de China.

El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, destacó los logros profesionales de ña jugadora de bádminton y la importancia del deporte, “espejo de los cambios sociales en el siglo XXI”. Para Lete “se ha logrado mucho pero aún queda mucho por hacer, sobre todo en los despachos”.

El poder de la mente

Durante el coloquio, Carolina Marín recordó el reciente campeonato de Europa celebrado en Huelva, especialmente emocionante para ella no sólo por haber conseguido su cuarto título consecutivo, sino porque estuvo rodeada de su gente, en su tierra.

La deportista, con el objetivo puesto ahora en el Mundial de China, que se celebrará el próximo verano, recordó varios momentos difíciles a lo largo de su carrera que ha conseguido superar gracias a su trabajo con varios coach y psicólogos. “Mantener las ganas y la ilusión” es para ella muy importante.

Tras confesar que es una mujer competitiva y de carácter a la que no le gusta perder, Marín reconoció haber tenido que trabajar mucho el aspecto mental para conseguir la madurez que ahora tiene y haber podido afrontar malos momentos y combatir miedos. “Esa es la diferencia entre los buenos deportistas y los mejores”, aseguró.

Marín elogió el papel de su entrenador, Fernando Rivas, con el que reconoció “haber superado momentos difíciles juntos”.

Ganar como recompensa y como ejemplo

Preguntada por las razones por las que quiere ganar, la campeona de bádminton explicó que para ella esa es la recompensa a su duro trabajo diario. Además, para Carolina Marín ganar títulos no es sólo importante a nivel personal: “Es importante seguir ganando títulos para continuar apareciendo en los medios de comunicación y seguir siendo un referente para los jóvenes”.

Le emociona las demostraciones de admiración y cariño en su país y en otros como Indonesia o India y sigue siendo su sueño convertirse en la mejor jugadora de bádminton de la historia.

Pensando en el futuro

La campeona de bádminton espera seguir jugando al menos durante seis años más, consciente de la corta vida profesional de los deportistas de élite. Tras haberse visto obligada a “aparcar” sus estudios, Carolina Marín confesó que le encantaría seguir ligada al mundo del bádminton para poder seguir apoyando a los jóvenes en el futuro.

Carolina Marín terminó su intervención en el Encuentro-Coloquio de FEDEPE dando un consejo a los padres: “que dejen ser a sus hijos lo que quieran ser”.

Sin Comentarios

Dejar un comentario