Lidia Valentín, cuenta atrás para tener su oro de Londres 2012

El Comité Olímpico Internacional descalifica por dopaje a todo el podio de halterofilia femenina -75 de aquellos Juegos de Londres y la española será campeona olímpica

Lidia Valentín no fue cuarta en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en la final de halterofilia en -75 kilos. Su concurso entonces, limpio siempre, le colocó en esa escalón fuera de las medallas. Pero la cuestión es que quienes se adjudicaron las medallas de oro, plata y bronce lo hicieron con trampas. Consumieron sustancias prohibidas, según los análisis y contraanálisis realizados posteriormente respecto a sus muestras. Aunque con cuatro años de retraso, las tramposas han caído. Y Lidia será (o fue) campeona olímpica.

El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció este lunes la descalificación por dopaje de la rusa Natalya Zabolotnaya y de la bielorrusa Iryna Kulesha, que en Londres lograron con la ayuda de lo prohibido ser subcampeona y medallista de bronce, respectivamente. Casos que ya se habían conocido, pero de los que faltaba la confirmación por parte del organismo olímpico internacional. «Sí!!! Ya es oficial que soy orlen Londres 2012!!! Contando los días para que me llegue la medalla», expresó Valentín este lunes en sus redes sociales.

El pasado mes de mayo ya se conoció el positivo de la kazaja de origen ruso Svetlana Podobedova, que en Londres fue coronada como campeona olímpica. Y hace unas semanas el COI confirmó el dopaje. Las tres ocupantes del podio en su categoría pudieron acogerse a la presunción del caso hasta que los contraanálisis disiparon cualquier duda y cumplieron con el procedimiento.

Lidia Valentín, en los Juegos de Londres, levantó entre arrancada y dos tiempos un total de 265 kilos. Veintiséis menos que la que entonces se conoció como medallista de oro. La limpieza de la berciana y las trampas confirmadas ya de Podobedova, Zabolotnaya y Kulesha, la convierten en campeona olímpica de 2012.

Medallas frías, metales calientes

Como en alguna ocasión ha mencionado la atleta de salto de longitud Concha Montaner, a la que en el Mundial de Moscú de 2006 una tramposa también le arrebató el momento del podio, quizás sea una medalla fría, porque las trampas de las rivales también le robaron a Valentín el momento glorioso del podio, en unos Juegos y siendo en este caso oro.

Lidia tiene otra medalla olímpica fría y sin subir a los escalones de la gloria. La de Pekín 2008. De plata en este caso. Entonces, la levantadora de Ponferrada registró un quinto puesto. Pero se encontró de nuevo con que compitió con tramposas. Hasta tres quedaron por delante de ella: la primera, la tercera y la cuarta clasificadas. Así, Lidia fue plata en la cita asiática.

El único momento de podio que no se le ha arrebatado fue el de los últimos Juegos, los de Río, en los que la española logró una medalla de bronce caliente, pasional, verdadera en el momento, recubierta del nervio de la competición, sana además en su caso, que es cuando mayor valor tiene las medallas para el deportista.

Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Dejar un comentario