Lidia Valentín también ganó limpiamente la plata de Pekín

La IWF confirma casos de positivos en los reanálisis de pruebas de los Juegos de 2008 y varios afectan al pódium de la categoría de Valentín, que fue quinta

Lidia Valentín pudo celebrar la conquista de una medalla olímpica al calor del pódium de Río de Janeiro. El metal fue de bronce y la berciana lo celebró pletórica. Por fin subió al cajón de unos Juegos cuando debió subir en dos ocasiones más. Pero esas se las arrebataron las rivales tramposas que fundamentaron sus ‘mejores’ competiciones con la ayuda de las sustancias prohibidas. Ya conocía Valentín que el oro de los Juegos de Londres 2012 es suyo. Y este miércoles, la nueva noticia es que también es suya la plata de Pekín 2008.

La Federación Internacional de Halterofilia (IWF) confirmó quince nuevos casos de dopaje respecto a la cita olímpica asiática y entre esos positivos varios afectaban al podiúm de halterofilia femenina en categoría de 75 kilogramos. Lidia Valentín finalizó entonces en quinta posición. El reanálisis de las pruebas llevará a la descalificación de la que fue campeona en Pekín, Lei Cao, y de la subcampeona, la búlgara Iryna Kulesha.

Los positivos de éstas, que fueron oro y plata en Pekín, se unen al que ya se desveló el pasado mes de junio de la rusa Nadezhda Evstiukhina, que acabó siendo bronce en aquellos Juegos. Valentín ya sabía que ascendía un puesto, al cuarto, con el descubrimiento del consumo de sustancias prohibidas de Evstiukhina, pero resulta que ingresa en el podio con los casos de Cao y Kulesha confirmados este miércoles por la IWF en un comunicado.

Bronce en Río 2016. Plata en Pekín 2008. Y la halterófila española ya llegó a los Juegos brasileños con el conocimiento de que las trampas también le arrebataron el oro de Londres 2012. La IWF hizo público el pasado mes de julio un listado con nuevas pruebas B analizadas correspondientes a los Juegos de Londres y que resultaron positivas.

Oro en Londres 2012

Once casos entre los que estaban Natalya Zabolotnaya (RUS) e Iryna Kulesha (BLR), subcampeona y medallista de bronce de halterofilia, respectivamente, en la categoría de hasta 75 kilogramos femeninos, donde la española quedó en cuarta posición. Un mes y medio antes, se conoció el positivo, a través de la misma fuente, de la que fuese campeona olímpica en esta categoría la kazaja de origen ruso, Svetlana Podobedova.

Ya en ese momento, Lidia Valentín ya alcanzaba medalla de bronce. Pero tras conocerse los positivos de Zabolotnaya y Kulesha, la española pasaba a convertirse en campeona olímpica. Tanto la medalla de Pekín como la de Londres, son frías. Las tramposas le arrebataron a Lidia ese momento del pódium olímpico que, por fin, sí pudo disfrutar en Río de Janeiro.

¿Qué debe suceder para la confirmación oficial? Tanto en el caso de Londres como en el de Pekín, la Federación Internacional de Halterofilia (IWF) deberá rectificar las actas y cambiar sus listados. A partir de ese momento será cuando el Comité Olímpico internacional (COI) pueda dar rango de oficialidad a las medallas y los puestos reales y limpios de la española.

Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Dejar un comentario