Lydia Valentín y su visión para los Juegos: “Me veo haciendo una competición perfecta”

Los Juegos Olímpicos de Río serán inaugurados dentro de 26 días. Más aún queda marcado el 12 de agosto para Lydia Valentín (Camponaraya, León, 10/12/1985). Será cuando la gran referencia de la halterofilia española entre en escena en busca de mejorar las ya de por sí notabilísimas plazas quinta de Pekín 2008 y cuarta de Londres 2012. Quiere más.

La deportista leonesa argumentó respecto a sus expectativas en Río 2016 en una entrevista del Consejo Superior de Deportes (CSD) que «lo que me veo es haciendo una competición perfecta, dando el máximo de mí, sabiendo que me tengo que vaciar ese día totalmente. Y que tengo que hacer los movimientos perfectos y mis mejores marcas. Después ya la posición no depende de ti. Lo que depende de ti es hacer una muy buen competición».

La doble campeona de Europa y medallista de bronce Mundial concretó que para afrontar la competición «tienes que tener una estrategia en el momento de la competición. Aquí no gana el que más fuerte esté o el más bestia como pueda llegar a ver mucha gente. Aquí gana el que mejor calidad técnica tiene, gana el que mejor capacidad mental tiene y el que mejor físico tiene. Son las tres cosas importantes para poder ganar».

Valentín cuestionada respecto al significado de la halterofilia subrayó que «ahora mismo es mi vida. Todo gira en torno a mi deporte», al tiempo que significó que «la gente a la que le gusta este deporte es porque lo ama. La gente no ve halterofilia porque no ve otra cosa y dice me voy a poner a halterofilia; la gente que ve halterofilia es porque la siente».

La levantadora leonesa está totalmente recuperada de la lesión en la zona dorsal que le obligó a renunciar al Mundial de Houston en noviembre de 2015. Meses de recuperación y de trabajo para la puesta a punto, pero Lydia Valentín está ya lista para afrontar en plenas condiciones los Juegos de Río. El mes de julio de este año lo inauguró adjudicándose el Gran Premio de Alemania de halterofilia.

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario