España elige un K4 de mujeres finalista en el Mundial y con medalla en la Copa del Mundo

Sara Ouzande, Alicia Heredia, Isabel Contreras y Begoña Lazkano integrarán la tripulación para el Europeo de esprint de piragüismo

 

La asturiana Sara Ouzande, la balear Alicia Heredia, la ceutí Isabel Contreras y la vasca Begoña Lazkano integran el K4 500 seleccionado por la Federación Española de Piragüismo para competir en el Campeonato de Europa de Esprint, a celebrar del 8 al 10 de junio en Belgrado, cuya tripulación avalan los resultados obtenidos en 2017 cuando fue finalista en el Mundial y medalla de bronce en la Copa del Mundo.

Se trata de una tripulación muy joven, que posee su punto fuerte en la rápida puesta en marcha además de la capacidad para desarrollar una primera parte de la prueba muy rápida, siendo de las embarcaciones más veloces en este aspecto,  asegura su entrenador, Jesús Buzón.

La tripulación que luchará por hacerse un hueco entre las grandes potencias europeas está liderada por la asturiana de la Sociedad Deportiva Gauzón, Sara Ouzande, de 22 años, quien fue la más firme rival de Teresa Portela en el último control selectivo. Será la encargada de marcar el K4 español haciendo gala de su capacidad para hacer rápidas lecturas de la situación en carrera, así como su planteamiento agresivo y rápido.

La segunda componente es la mallorquina del Real Club Náutico de Palma, Alicia Heredia, la palista más potente de la embarcación, a quien corresponde la tarea de poner en marcha el K4 lo antes posible.

Completan la tripulación Isabel Contreras, de Los Delfines de Ceuta, junto a Begoña Lazkano, del Donostia Kayak, que serán las responsables de mantener la velocidad punta que generen al principio de la carrera.

Así son según el seleccionador

Buzón describe a Sara Ouzande como una palista «competitiva, dotada de una visión especial para la competición»; destaca en Alicia Heredia el «perfeccionismo, que le lleva siempre a tener todo controlado»; valora en Isabel Contreras su «capacidad de lucha, que le ha permitido recuperarse en tiempo récord de una operación de hombro» y subraya de Begoña Lazkano que es «trabajadora, una trabajadora incansable».

En el proceso de selección que comenzó el 4 de mayo participaron un total de 20 deportistas, de las cuales sólo pasaron a la fase final las 6 mejores sobre la distancia de 500 metros. A partir de entonces, se realizaron los test internos probando diferentes tripulaciones en busca de la mejora de la embarcación de 2017, si bien los resultados han vuelto a confirmar que esa tripulación es la mejor resultado ha ofrecido.

La Federación Española de piragüismo inició en 2017 un ciclo nuevo de trabajo, con un grupo muy joven encargado de tomar el relevo de las deportistas que fueron finalistas en los Campeonatos del Mundo de 2014 y 2010. El primer objetivo para la presente temporada es testar la embarcación en el Campeonato de Europa, donde el K4 español debe de clasificarse entre las 8 mejores para asegurar su participación en el Campeonato del Mundo del 23 al 26 de agosto en Montemor-o-Velho (Portugal).

Sin Comentarios

Dejar un comentario