Maialen Chourraut, a semifinales en slalom librando un susto

La piragüista tuvo que enmendar en la segunda bajada un fallo en la primera para pasar la ronda de K1

Maialen Chourraut, medallista de bronce en Londres 2012 en la modalidad de K1 de piragüismo slalom, certificó este lunes su clasificación para las semifinales de Río 2016 tras superar un mal trago y un auténtico susto. Chourraut, aspirante a volver a luchar por el podio, tuvo que jugarse el todo por el todo en la segunda bajada después de que en la primera se saltara una puerta y acabara última clasificada por la penalización.

La representante española, una de las aspirantes a subirse al podio, estaba marcando un buen tiempo, cercano a los puestos cabeceros, con el que a buen seguro hubiera prácticamente asegurado su pase a semifinales, pero se saltó una puerta en el tramo final y eso la hizo bajar hasta la última posición con 155.43 incluidas las penalizaciones.

«Esto es eslalon, siempre lo digo. Es muy fácil fallar», afirmó en la zona mixta, donde ya respiraba después de haber terminado la última en la primera bajada y asegurar una de las quince plazas de semifinalista en la segunda: «Ha sido un pequeño error con un fatal desenlace. Tenía que ir 10 centímetros más al fondo. Es una maniobra que a mí me generaba mucha duda, mucha incertidumbre porque no me siento muy segura y además cuando he hecho la primera he girado cuando pensaba que tenía que hacerlo, sentía la puerta delante. Pero no era el momento. Entonces para la segunda tenía el miedo de que me sucediera lo mismo, decidir cuándo girar y que fuera demasiado pronto».

«Pero bueno, ha salido. Un poco a trancas y barrancas en el tramo final. Ya está. Lo he sacado adelante. El primer paso está dado. Nadie dijo que sería sencillo. Afrontar esto y sacarlo adelante hace sentirme más fuerte», apuntó.

Chourraut en un momento de la bajada en K1. Foto: EFE

Chourraut en un momento de la bajada en K1. Foto: EFE

La piragüista de Lasarte (Guipúzcoa), de 33 años, tenía que administrar el contratiempo inesperado en la hora larga que tenía hasta el segundo descenso. Con asegurar no debería tener problemas para acabar entre las quince primeras. Pero era una situación que generaba nervios e incertidumbre, por cuanto otro fallo la dejaba fuera.

Maialen Chourraut, experta ya en lides de la máxima trascendencia, cumplió en su segunda manga y salió airosa del trance en el Whitewater Stadium del Parque Radical de Deodoro, aunque el gesto final de alivio era signo inequívoco de que había sufrido mucho más de lo esperado y deseado. Sobre el gesto de alivio que hizo tras ver el tiempo de la segunda manga fue muy sincera: «Era decir: ¡De la que me he librado!».

Hizo una bajada magnífica en su primera parte, en la que incluso marcó los mejores tiempos de todas las participantes, pero luego decidió asegurar entre las puertas 20 y 21, zona en la que casi todas las participantes, incluida ella, habían sufrido notablemente. A la postre estableció un tiempo de 106.47, undécimo en el global pero suficiente para estar en la lucha de nuevo por tratar de alcanzar la final y pudo respirar.

Eliminadas ilustres

La británica Fiona Pennie había marcado el mejor tiempo en la primera bajada con 100.52 y renunció a participar en la segunda, en la que fue superada por la italiana Stefanie Horn (99.07) y la australiana Jessica Fox, una de las grandes favoritas (99.51), que también fue de menos a más. La neozelandesa Luuka Jones (100.59) y la checa Katerina Kudejova (100.06) ocuparon la cuarta y la quinta posición en el cómputo global.

La exigencia de esta primera ronda fue tal que la francesa Marie Zelina Lafont, que había ganado este año la prueba de la Copa del Mundo de Pau y que tenía como reto defender el oro obtenido en Londres por Emilie Fer, cayó eliminada con el decimosexto crono, así como la brasileña Ana Satila, que hubiera terminado con las mejores si no le hubieran penalizado con un 50.

Maialen Chourraut, que está en Río muy junta a su inseparable hija Ane, descansará hasta la semifinal, al menos en el apartado de entrenamientos. El martes asistirá a la final del C1 hombres, con presencia de Elosegi y el jueves encarará el punto final de este periodo olímpico que comenzó con la maternidad y quiere acabar mejorando el metal de Londres.

El primer paso será superar la semifinal. Para fortuna de Maialen todo empieza de cero después de un día de muchos nervios y con la demostración de que si lo hace como sabe puede estar de nuevo entre las mejores. Haber solventado este momento difícil es otro punto a su favor.

Texto: José Antonio Pascual/EFE. Fotos: EFE

 

 

Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario