Ona se expresa con otra plata y ya suma veinte medallas mundialistas

Carbonell roza el oro en Solo Libre en el Mundial de natación sincronizada de Budapest e iguala las 20 preseas de Mengual

 

Ona Carbonell sigue alargando su leyenda que ya es desde hace tiempo eterna. Lograda la plata en Solo Técnico en el Mundial de natación sincronizada de Budapest, en la piscina húngara volvió a forjarse otra medalla, también de plata, de subcampeona del mundo en Solo Libre. Nadó y se expresó con elegancia y fuerza, dando forma con su baile en el agua al Padam, Padam de Edith Piaff, versionada por Ute Lemper. Y como siempre emocionó. Incluso apuró a la rusa Svetlana Kolesnichenko, favorita al oro, como así logró, pero que vio la conclusión ajustada.

Kolesnichenko resolvió su ejercicio antes que Ona y el jurado le dio 96.133 de puntuación. La última en competir fue la reina española de la sincro y en es decir con gestos, miradas y movimientos logró una nota de 95.033. Una plata, desde luego, con tono dorado. La ucraniana Anna Voloshyna fue bronce.

Concluida la final en Solo Libre, Ona Carbonell trasladó la elegancia en la piscina a la rueda de prensa, destacando en todo caso el poderío ruso y la fuerza de Svetlana. Reconoció que el equipo ruso es el mejor del mundo y con las mejores nadadoras de sincro, pero subrayó que «nosotras estamos trabajando muy duro y conseguir dos medallas de plata es algo espectacular». Al tiempo, la catalana agradeció el trabajo de sus entrenadoras Esther Jaumà, Virginie Dedieu, Gemma Mengual y Andrea, y el conjunto del equipo de trabajo para poder lograr los éxitos que sigue acumulando.

Veinte medallas mundialistas

Reconoció que nunca ha estado tan cerca del oro y respecto a la posibilidad de conseguir esa presea comentó que «claro que puedo conseguir el oro. Estoy a un sólo punto y tanto en el Técnico como en el Libre, he ganado a la rusa en algunos parámetros de la competición. Estoy muy agradecida a todo el equipo en un año que ha sido bastante complicado».

Ona llegó a los espectadores, y lo que es más importante a los jueces, con su ejercicio lleno de emoción. Lo que hizo le significó la plata, con la que alcanzó las veinte medallas mundialistas, igualando con esa cifra a una leyenda que fue compañera en los pasados Juegos Olímpicos de Río, como Gemma Mengual.

Para Ona las vacaciones comenzaron una vez concluyó el jueves su final junto a Paula Ramírez en el Dúo Libre, que cerraron con un quinto puesto, pero en todo caso mostrando la dupla que el crecimiento y progreso que mantienen es esperanzador rumbo al horizonte de Tokio 2020. Rusia fue oro con 97 puntos, seguida de China (95.300), mientras el bronce fue para Ucrania. Entre éstas y las españolas se colocó Japón.

Sexto puesto para el equipo libre en la preliminar

La jornada también recogió en su programa el preliminar de equipo libre. Leyre Abadía, Berta Ferreras, Carmen Juárez, Meritxell Mas, Alisa Ozhogina, Paula Ramírez, Sara Saldaña y Blanca Toledano quedaron en sexta posición con una puntuación de 89.933. Las tres primeras plazas las ocuparon Rusia, China y Ucrania. El conjunto español, joven y debutante en un Mundial absoluto, dirigido por Anna Vives, desarrolló el ejercicio proyectando ilusión y expresando desde adentro. Si bien mandan por equipos Rusia, China, Ucrania y Japón, el progreso es ilusionante para España de cara a los Juegos de Tokio 2020.

 

Foto: Nacho Escobar/RFEN
Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario