Ainhoa Murúa, férrea figura del triatlón femenino español

Ainhoa Murúa entrará en el selecto club de deportistas españolas con cuatro participaciones olímpicas, que en su deporte, el triatlón, sólo alcanzan cuatro mujeres en toda la historia. Las atletas Concha Montaner y Ruth Beitia, las nadadoras Gemma Mengual (sincronizada) y Erika Villaécija (aguas abiertas), o la tenista Anabel Medina alcanzan como Murúa sus cuartos Juegos Olímpicos con su participación en Río.

Ainhoa, nacida en Zarautz el 18 de julio de 1978, fue olímpica por primera vez hace doce años, en los Juegos de Atenas, en los que fue vigésima cuarta. Repitió en 2008, en Pekín (acabó vigésima octava); y en 2012 se «doctoró» con un Diploma Olímpico en Londres, tras concluir séptima en la histórica prueba del Hyde Park.

En Río, la guipuzcoana Murúa —plata en el Europeo de Eliat (Israel), en 2012; bronce en el de Ginebra (Suiza), el año pasado; y muchas veces en el ‘top ten’ en pruebas del Mundial— será a sus 38años la deportista más experimentada en su prueba. La «abuela» de hierro.

De entre todas las participantes en la prueba, las que más se acercan en edad son la estadounidense Sarah True y la surafricana Gillian Sanders, que no cumplirán los 35 hasta unos meses después de los Juegos. Y en la delegación femenina española que competirá en Río la superan la nadadora de sincronizada Gemma Mengual, de 39 años; y la amazona Beatriz Ferrer-Salat, de 50.

Cuartos Juegos para Murúa como para Montaner, Beitia, Mengual, Medina o Villaécija en Río

Al ser olímpica por cuarta vez en Brasil, Ainhoa igualará la marca de la alemana Anja Dittmer, ya retirada —que lo fue desde el debut del triatlón, en Sydney 2000, hasta Londres—; e ingresará en el cuarteto histórico en el que también entrarán en Río la suiza Nicola Spirig —actual campeona olímpica— y la galesa Helen Jenkins.

Murúa, cuyos primeros recuerdos de unos Juegos datan de los de Barcelona, en 1992, y que perfila su puesta a punto para los de Río en Girona, explicó a Efe que en Brasil intentará ver otros deportes, aunque intuye que será la cita olímpica en la que menos vea, dado que llegará el día 15 de agosto y competirán el 20, un día antes del cierre.

«Intentaré disfrutar de la ceremonia de Clausura. Lo demás, supongo, lo veré por la tele. En Pekín vi atletismo, baloncesto y mountain bike. En Londres, casi no había entradas y en ese sentido fueron los peores Juegos. Me encantaría ver la natación, pero es al principio, así que, imposible», indicó Murúa, que explicó cuáles fueron sus sensaciones en las citas olímpicas en las que compitió.

«Los de Atenas eran mis primeros Juegos. Todo era nuevo y se trataba de aprender y ver qué era todo aquello. Recuerdo que me impactó la llegada a la Villa Olímpica. Y también que la cuesta en el circuito ciclista era durísima», comentó la campeona vasca.

«En Pekín me puse mala dos días antes de la prueba, ni siquiera sabía si iba a poder tomar la salida. Y luego, me caí en bici, así que muy buen recuerdo no es que tenga de esos Juegos», apuntó.

«Y los de Londres fueron los mejores, sin duda, para mí. Me bajé a correr en los puestos delanteros, las dos primeras vueltas a pie iba en el grupo principal. La verdad es que disfruté mucho», comentó, al tiempo que analizó el duro circuito que se encontrarán en Río.

Miriam Casillas, Ainhoa Murúa y Carolina Routier son las triatletas que representa a España en la prueba femenina en Río. Foto: ITU Media

Miriam Casillas, Ainhoa Murúa y Carolina Routier, representantes del triatlón femenino español en Río. Foto: ITU Media

 

«El circuito lo vimos el año pasado. La natación es en mar abierto y eso la hará más complicada, porque pueden salir olas y podría haber cortes. La bici es dura, porque tiene un repecho duro y hay que subirlo ocho veces. Tiene pinta de que va a haber una escabechina. Creo que la bici va a ser clave, tanto si hay una escapada o no», opinó.

«Va a ser una prueba de correr cansadas, porque la bici va a pasar factura. La carrera a pie no va a ser tan, tan rápida», indicó Ainhoa, que ve como favoritas a la victoria a la estadounidense Gwen Jörgensen —doble campeona del mundo, las dos últimas temporadas— y a Flora Duffy, de Bermudas, actual líder del Mundial.

«Duffy lo va a intentar en ciclismo. Si consigue arrastrar a alguna más con ella, Jörgensen lo puede pasar mal», apuntó Murúa, que destacó que su ídolo de joven era el ciclista Miguel Induráin, que aparte de ganar cinco veces el Tour de Francia y dos el Giro de Italia, fue campeón olímpico de contrarreloj, en los Juegos de Atlanta’96 (EEUU): «Cuando era pequeña, mi ídolo era Induráin, porque lo ganaba todo; y, sobre todo, por cómo era».

En referencia a las circunstancias que rodean a los Juegos de Río comentó que «sobre lo del zika, la inseguridad y todos esos asuntos oyes cosas. Y algo de miedo sí que te entra. Pero no estaremos muchos días. Iremos del hotel al circuito y al revés, poco más. Habrá que seguir las indicaciones, sobre repelentes y otras cosas. Espero que no pase nada».

 

Texto: Adrian R. Huber/EFE. Foto: ITU Media
Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario