Convicción por el deporte femenino
 

Maialen Chourraut, plata olímpica tras una bajada brillante

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | PIRAGÜISMO – SLALON

Legendario es el nombre de Maialen Chourraut. Plata, plata, plata olímpica en Tokio 2020. Brilló en su bajada en Kasai para colgarse la medalla como subcampeona en el K1 de piragüismo. Ya ganó el oro en Río 2016. Antes, en Londres 2012, hizo bronce. Pero no bajó del podio en los Juegos Olímpicos de 2021 (Tokio 2020). Solo la alemana Ricarda Funk hizo mejor prueba, registrando 105.50 por los 106.63. La única que pudo arrebatarle el puesto de plata era la australiana Jessica Fox según avanzó la final, pero por detrás con un 106.73. Enorme Maialen, que a sus tres metales olímpicos, a sus 38 años, suma una plata y un bronce Mundial, y un oro y dos platas europeos. Mayúsculo y dorado el nombre de Maialen Chourraut en el mundo del deporte.

Maialen se sitúo concentrada en posición de salida. Previsualizaba el recorrido. Era la cuarta palista en incurrir en la final en el Centro de Piragüismo Eslalon de Kasai. Primero salió la polaca Klaudia Zwolinska, que con cuatro segundos de penalización registró un tiempo de 108.98. Luego fue turno para Viktoriia Us y la ucraniana no penalizó y marcó 111.85. Precedió a Maialen la neerlandesa Martina Wegman, que no penalizó y sirvió su tiempo de 111.33.

Y llegó el momento de Maialen. La vigente campeona olímpica, con aquel oro inmenso en Río 2016, y con un bronce en Londres 2012, salió a comerse el recorrido. Firme, concentrada, avanzando, con algún momento de dificultad, pero con un final de recorrido veloz para registrar, sin penalizaciones en ninguna de las puertas, un tiempo de 106.63.

maialen chourraut
Maialen Chourraut, en la final de K1 de piragïsmo en Kasai. Foto: COE

Y se colocaba primera. El lastre pasaba a las siguientes finalistas. La británica Kimberley Woods acumuló 56 segundos de penalización y se fue a un tiempo de 177.09. La neocelandesa Luuka Jones, una de las favoritas al podio, no incurrió en penalizaciones en las puertas, pero registró 110.67. Maialen seguía al frente de la clasificación en la final y las rivales no le superaban. Cuestión de esperar siguientes actuaciones. La primera que realmente hizo tragar nervios fue la italiana Stefanie Horn, que tuvo dos segundos de penalización y acreditó un crono de 106.93, colocándose segunda.

La alemana Ricarda Funk completó un gran recorrido. Y fue la que consiguió desbancar del primer puesto, por tanto del oro, a Chourraut, pues sin penalización cerró un tiempo de 105.50 (1.13 menos que la española). Fue momento de Eliska Mintalova. La eslovaca hizo también un carrerón, pero certificó un 108.36, pero acumuló 50 segundos de penalización para un 158.36. Maialen ya aseguraba medalla. Faltaba saber si plata o bronce en función de lo que hiciera la australiana Jessica Fox. Una fiera que estuvo cerca de hacerse con la plata, pero tuvo penalización y fijó un tiempo de 106.73. A la postre, oro para Funk, plata para Chourraut y bronce para Fox.

La palista guipuzcoana, previamente, finalizó su bajada de semifinales en 109.92, tras recibir una penalización de dos segundos por tocar una puerta. De esta forma, la deportista española se metió en la final con el séptimo mejor tiempo.

Foto: COE

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin