Convicción por el deporte femenino
 

Ana Peleteiro reina en el triple salto de Europa

La atleta gallega acredita 14,73 metros para ser campeona continental y supera casi en 10 centímetros el récord de España

El oro del Viejo Continente ya está en manos de Ana Peleteiro. La atleta española se proclamó campeona de Europa en triple salto en pista cubierta en el certamen de Glasgow (Escocia), donde además superó por casi diez centímetros el récord de España. La gallega, campeona del mundo sub’20 en 2012, cuajó una fantástica competición en el Emirates Arena de la ciudad británica con una marca de 14,73 metros, que le valió para convertirse en la nueva plusmarquista nacional con el mejor registro europeo de la campaña.

Ana Peleteiro se repuso a dos nulos en sus dos primeros intentos. En el tercero, firmó un 14,56 que le ponía primera y obligaba a sus rivales a reaccionar. No se conformó y lo mejoró en su cuarto salto, con el que superaba en casi diez centímetros el récord de España, en posesión hasta ahora de Carlota Castrejana (14.64). El resto de la competición, con sus rivales incapaces de superar la marca de la española (la griega Paraskeví Papajristou fue plata (14,50), y la ucraniana Olha Saladuja, bronce (14,47)), se convirtió en un mero trámite para Peleteiro, que sumó un nuevo éxito a los bronces conquistados el año pasado en el Mundial en pista cubierta de Birmingham y en el Europeo de Berlín.

Ana Peleteiro

“Solo estar aquí era un premio al no rendirse y al no tirar la toalla durante este mes. Muy poca gente lo sabe, nadie sabía exactamente qué era lo que tenía, por lo que he pasado este último mes. Mi primer triple salto fue el martes antes de venir aquí, con nueve apoyos. No pude saltar ni correr durante todo el mes, solo pudimos mantener un poco la fuerza y con una pierna, mi entrenador ha tenido que tirarse de los pelos para saber qué hacer para llegar aquí bien”, explicó en declaraciones a Teledeporte tras proclamarse campeona de Europa.

La atleta entrenada por el cubano Iván Pedroso añadió que “sabíamos que el trabajo estaba hecho pero que había que ir sin pensar. He tenido pesadillas frustrantes. En los últimos días, en los que ya me iba encontrando un poquito mejor, soñaba con competiciones. Aun así, llegaba con poca confianza en mí misma, en el calentamiento me daba a mí misma bofetadas en la cara y me decía ‘espabila, porque estas no están aquí para jugar’. Sabía que para ganar había que hacer marca personal y ha salido. Si antes ya confiaba en Iván, ahora ya le hago la ola, porque no hay nada mejor que que tu entrenador te transmita la seguridad en ti misma”.

La mejor de la historia

“Es un orgullo para mí pasar a ser la mejor española de la historia, pero igual que Carlota (Castrejana) tenía eso en mente habrá jóvenes atletas que me lo sacarán. Es un orgullo representar a España y a todos los españoles”, manifestó la triplista gallega.

Su próximo objetivo: “Voy a seguir trabajando: cuando más lejos llego, más ganas tengo de continuar mejorando. Es un muy buen paso de cara a Doha. El objetivo principal este año es el Mundial de Doha. Tengo confianza, seguridad en mí misma y en mi entrenador. Tengo al mejor soporte por detrás, que es mi familia. Cuando todo a tu alrededor está bien, nada puede ir mal. Puedes tener mala suerte por una lesión, pero si sabes cómo reponerte sabes que todo lo que has trabajado vale la pena”.

Sin Comentarios

Dejar un comentario