Convicción por el deporte femenino
 

Del aprendizaje y la competitividad en el empate entre las selecciones valenciana y murciana sub’15 de fútbol

Con un empate a un gol se resolvió el partido entre las selecciones valenciana y murciana sub’15 de fútbol en el arranque de la segunda fase del campeonato de España femenino. Encuentro de nervio competitivo, porque todas las futbolistas se vaciaron sobre el terreno de juego de Nuevo Pepico Amat de Elda (Alicante) y quisieron el triunfo siempre, y de enorme aprendizaje, porque las jugadoras, en su camino hacia la profesionalidad, están en esa etapa de formación de edades entre los 13 y los 14 años. Lo que Cobos consiguió para adelantar a las murcianas en el primer tiempo, Olga lo replicó en el segundo acto para equilibrar un marcador que ya se quedó con un 1-1, que a efectos del campeonato nacional y del paso hacia la Fase Final complica, pero no corta el paso de las valencianas, dirigidas por Andrea Esteban, y sí es un fin de trayecto para las que fueron sus rivales este viernes.

En lo puramente competitivo, niveles de nerviosismo (lógicos por esa tierna edad de las jugadoras) a un lado, el partido fue sobresaliente, porque unas y otras se vaciaron. El esfuerzo, el trabajo, el compromiso, la generosidad física son innegociables en el deporte si se quiere alcanzar el máximo nivel (más si cabe cuando se alcanza): de eso no faltó en Elda.

En ese mismo marco competitivo, ligado en este caso al paso hacia la siguiente fase del nacional, cada selección debía presentar sus argumentarios para hacerse con el botín de tres puntos. Las murcianas, intensas, buscaron sus opciones con un juego directo, con contragolpes, apurando la velocidad de jugadoras como Cobos, quien de hecho logró adelantar a su equipo con una profundización por la izquierda, ganando en la disputa a Alma (que cayó lesionada en esa acción a los 14 minutos). Las valencianas, a las órdenes de Andrea Esteban, procuraron ser protagonistas con balón, buscar acciones ofensivas en transiciones, ser intensas en la recuperación de balón tras pérdida y afinar los automatismos, si bien por momentos se vieron atenazadas, les costó dar forma a esos conceptos trabajados.

Empezó en esa línea la selección valenciana. La intencionalidad estaba, pero le fue complicado entrar firme en el partido. Buscó aproximaciones sobre la portería de Irene Zapata. Sin frutos. Murcia, intensa, mejor en la recuperación, buscó el fútbol directo en forma de balones en largo intentando aprovechar penetraciones por los carriles sobre una defensa de tres centrales de las valencianas. Camino del cuarto de hora, llegó ese tanto de Cobos ante Claudia. Encajaron el tanto las valencianas cuando le iban cogiendo mejor pulso al partido. Pasados unos minutos, recuperadas del gol, mejorando en la presión tras pérdida, la selección de Andrea Esteban tomó el mando ya hasta el final del primer tiempo. Sin embargo, no acabaron de dar forma a alguna buena oportunidad, salvo una tentativa peligrosa de Raquel Gil.

Con todo, la sensación era de que el combinado valenciano estaba más cerca del gol. Reanudado el juego tras el descanso, las murcianas procuraron juntar líneas y afinar en las recuperaciones para salir rápido; las valencianas quisieron el balón, quisieron dar forma a su fútbol sin problema para reposar combinando el balón por momentos, pero también buscando en otras acciones más velocidad. El empeño valenciano acabó teniendo premio, justo además. Secó la ventaja murciana, que había seguido tirando de Cobos. En el minuto 52, se proyectaron las de Andrea Esteban hacia área rival y Raquel Gil filtró un balón notable por el centro para que Olga sortease a la portera y firmara el 1-1. Con el paso de los minutos, la historia cogió forma de partido roto. Tuvo ocasiones Murcia. También la valenciana. Y ambos combinados desaprovecharon sendas acciones clarísimas. A una atacante murciana, Victoria, le quedó el balón franco, libre de marca a pocos metros de Claudia, pero remató fuera. En el caso valenciano, Lía progresó por la izquierda y sirvió una gran asistencia a Olga, que no logró materializar. A la postre: 1-1.

Doloroso empate en cuanto al resultado. Corto, a priori, para las valencianas en la lucha por la Fase Final; insuficiente ya para las murcianas. Pero la clave está en el aprendizaje, en el hecho de que futbolistas jóvenes, de entre 13 y 14 años, acumulen vivencias, aciertos, errores, momentos de competición oficial de peso (como es el caso), situaciones para meter en el zurrón para sumar. Quizás en un primer momento no lo asumen o no lo analicen de tal forma, pero seguro será una fase experiencial fundamental en ese trabajo por estar el día de mañana en categorías como Primera o Reto. Todo en su momento; todo llegará. Lógicamente, ganadoras y competitivas ya, el empate duele, pero se cura.

Ficha técnica:

Selección de Murcia sub’15 (1): Irene Zapata; Nerea, Pilar Atenza, Blanca, Cobos, Inma Dolera, Ángela Romero, Daniela, Carla (Victoria), Vega, Mireya (Laura Ruiz, m. 73).

Selección Valenciana Valenta sub’15 (1): Claudia; Laura Martínez, Alma Velasco (Lucía Romero, m. 14), Nayara (Alba Grau, m. 49), Lucía González, Elena Núñez, Olga, Ainhoa (Orriols, m. 71), Esther, Escoms (Lía, m. 60) y Raquel Gil.

Goles: 1-0 (Cobos, m. 11). 1-1 (Olga, m. 52).

Árbitro: Juan José Lidón (Comité valenciano). Amonestó a Blanca Martínez de la Selección Murciana y a Nayara de la Selección Valenta.

Foto: FFCV

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario