Convicción por el deporte femenino
 

Empate sin goles: el Valencia resiste ante un Barcelona que no tuvo eficacia

Partido intenso en el que las valencianas tuvieron que apretar los dientes y las catalanas no lograron dar forma a su superioridad

 

¿Fue una labor de resistencia del Valencia o una falta de eficacia del Barcelona para dar forma a su superioridad con el balón? Quizás la mezcla de ambos supuestos, de sendas formas de leer el partido, es válida. La cosa fue que la historia entre valencianas y barcelonistas se cerró con un empate. Trabajo solidario, capacidad de sufrimiento y un apretar los dientes en el final del partido, sin olvidar un par de manos salvadoras de Vreugdenhil, por las locales. Y un control del balón y un mandar en todo de menos a más en el desarrollo del encuentro por parte de las azulgrana, que dieron forma a buen número de ocasiones, pero sin traducción anotadora.

Encorsetado en la razón de la táctica, de la pizarra trabajada, anduvo gran parte del primer tiempo. Valencia y Barcelona, con buen grado de respeto y buena gestión de la intensidad, se trabajaron el juego sobre el césped del Antonio Puchades con seriedad, líneas juntas, desarrollo solidario en bloque y un pulsar los momentos adecuados para proyectarse en ataque (más tuvieron las azulgrana, que, por cierto, llegaban a la ciudad del Turia después de concretar su pase a los cuartos de final de Champions el jueves). Modelos similares los de unas y otros, si bien los dibujos se resolvían con un 1-4-5-1 por parte de las locales y un 1-4-3-3 por el lado visitante.

El papel valencianista se desarrolló en mayor medida en el foco defensivo. Seria la línea de cuatro para sujetar a las Martens, Duggan o Bonmatí, si bien el trabajo bravo de Natalia Gaitán y Marta Carro en la zona de mediocentros fue clave para el Valencia. Lo malo en el conjunto de Óscar Suárez fue lo inofensivo en ataque. Sandra Hernández no fue capaz de encontrarse. Y Mari Paz Vilas, que siempre está, se las vio demasiado sola para bregar entre las centrales azulgrana y además buscarse balones en tres cuartos de campo. Los apuros fueron mínimos para Sandra Paños (la alicantina portera del Barça cumplía 26 años).

Hubo más rango ofensivo del Barcelona. Y fue de menos a más. Primero, trato de aprovechar recuperaciones en pérdidas de balón locales. Y luego fueron buscando ese filtrar el balón con calidad y visión de Vicky Losada. Fueron llegando balones colgados, que atajó Vreugdenhil, y lanzamientos desde fuera del área de Losada, Bonmatí o Duggan. La cosa se fue cero a cero al descanso.

Mando del Barça

Ya acabó el Barcelona metiendo muy cerca de su portería al Valencia en los últimos minutos del primer acto. Y con la reanudación  lo que se dio fue una constatación de que las barcelonistas asumían el papel de la superioridad: manejo del balón, moviendo el balón de un lado a otro (si bien el efecto Martens siempre era el recurso que primero se barajaba en cada acción, aunque seguían armando lanzamientos Hamraoui o Losada) y procurando no dejar a las valencianas salir de su sector del campo. Parecía que la contra sería el argumento principal en clave ofensiva para las locales.

El Valencia mantuvo el buen rango defensivo. Sandra Hernández, sin incidencia, acabó sustituida. Al último cuarto de hora, sin embargo, se entró con el empate a cero en el marcador. En el minuto 80, Andressa Alves remató en globo y en la caída del balón Vreugdenhil tuvo que palmear a córner para evitar el tanto azulgrana. Y dos minutos después, la portera holandesa voló de nuevo para salvar un remate de su compatriota Martens. La propia atacante holandesa metió el miedo en el cuerpo de las valencianas con un remate cruzado al segundo palo que rozó el poste en el 90.

 

Ficha técnica:

Valencia CF Femenino: Vreugdenhil; Débora (María Ortiz, m.64), Nicart, Mandy van den Berg, Jucinara; Beristain (Carol Férez, m.29), Natalia Gaitán, Marta Carro, Sandra Hernández (Gio Carreras, m.75); Coleman; y Mari Paz Vilas (Marta Peiró, m.84).

FC Barcelona Femení: Sandra Paños; Marta Torrejón, Pereira, María León, Melanie Serrano (Leila, m.64); Patri Guijarro, Hamraoui, Vicky Losada (Andressa Alves, m.70); Aitana Bonmatí (Andonova, m.55), Lieke Martens y Toni Duggan.

Árbitra: María Dolores Martínez Madrona (Comité murciano). Amonestó a Beristain y Coleman por el Valencia, y a Martens por el Barcelona.

Incidencias: Estadio Antonio Puchades, Ciudad Deportiva de Paterna (Valencia). Jornada 8 de Primera División Femenina RFEF de fútbol.

 

Foto: LaLiga
Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Dejar un comentario