Convicción por el deporte femenino
 

Beatriz Pascual firma un octavo en los 20 kilómetros marcha en Río

Raquel González acabó vigésima y Julia Takacs trigésimo tercera en la prueba de los Juegos que ganó la china Hong Liu

La china Hong Liu, actual campeona del mundo de 20 km marcha, se proclamó también campeona olímpica después de batir en un cerrado esprint a Guadalupe González, que dio a México la primera medalla de la marcha femenina. Las dos marchadoras llegaron juntas al último kilómetro y cruzaron la meta con dos segundos de diferencia: Liu como ganadora con 1h28:35 y González segunda. Poco antes habían dejado atrás a otra china, Xiuzhi Lu, que entró tercera con 1h28:42, mientras la española Beatriz Pascual terminó octava a 1:49 minutos de la ganadora.

Raquel González, reciente campeona de España en pista, terminó vigésima con 1h33:03 después de marcar también durante diez kilómetros en el grupo delantero, mientras que Julia Takacs llegó en el puesto 33 con 1h35:45.

Sin las rusas en la salida, vetadas, como el resto de los atletas de esa nacionalidad por dopaje de Estado, la marcha femenina ofrecía la oportunidad de mostrarse al mundo sin temor a los ritmos infernales que aquellas imponían.

Hong Liu, campeona, plusmarquista mundial e invicta desde marzo del 2015, partía como favorita entre las 74 que salieron. A las 14.30, hora del comienzo de la marcha femenina, la temperatura en Pontal (oeste de Río) había subido cinco grados, hasta los 28, con respecto a la masculina de 50 km, que había partido a las 8.00, aunque la humedad relativa había bajado hasta el 66 por ciento.

Julia Takacs, que finalizó en el puesto 33, durante la prueba de marcha en Río. Fotos: EFE

Julia Takacs, que finalizó en el puesto 33, durante la prueba de marcha en Río. Fotos: EFE

La prueba adoptó una fisonomía hispana en sus primeros kilómetros. La españolas Beatriz Pascual, una experta en lides olímpicas —sexta en Pekín 2008 y séptima en Londres 2012—, y las mexicanas Guadalupe —Sánchez y González— formaron al frente del grupo en el primer tramo de la prueba.

Pascual y González en el grupo cabecero

A partir del quinto kilómetro tomaron el control Liu y Lu, que pasaron el sexto en 27:26. Quedaban trece arriba, entre ellas las dos mexicanas y dos de las tres españolas, Beatriz Pascual y Raquel González.

Al paso por el ecuador (45:24), las chinas tiraron fuerte y el grupo se fue desgranando. Las dos españolas, primero Raquel y luego Beatriz, cedieron, mientras la mexicana Guadalupe González aguantaba con las chinas junto a las italianas Giorgi y Palmisano y la brasileña De Sena.

Liu, que este año fue desposeída de su victoria en el Mundial de marcha por equipos de Roma y estuvo un mes suspendida, se alternaba con Lu para marcar el paso. Pero González, empeñada en dar a México la primera medalla olímpica de la marca femenina, no cedía un solo centímetro. En Roma ya mantuvo un pulso semejante con Liu.

La tercera china, Shikie Queyang, que se había mantenido en un segundo plano hasta ahí, comenzó a trabajar cumplido el kilómetro 14 (1h03:01). El ritmo impuesto por la subcampeona olímpica eliminó a las italianas —Giorgi descalificada—, pero González seguía sin dar la menor muestra de debilidad.

Esprint final

Los cinco últimos kilómetros fueron un duelo desigual: las tres chinas contra la mexicana, que no ha perdido la combatividad de sus orígenes pujilísticos. Cumplido su trabajo de tiro, Queyang cedió terreno. El podio estaba seleccionado a dos kilómetros de la meta, aunque permanecía la incógnita sobre el reparto de medallas.

Llegada al mundo de la caminata como fórmula de rehabilitación de una lesión en la rodilla derecha, González no se arrugó nunca. Al contrario, en el último kilómetro tomó la delantera del trío, empujó fuerte y se quedó sola con la campeona del mundo Liu para batirse por el título.

Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario