Convicción por el deporte femenino
 

España deshace con contundencia a Rumanía en la antesala de los Juegos

BALONMANO | ESPAÑA 32-19 RUMANÍA

Sagunto fue escenario de la antesala de los Juegos Olímpicos de Tokio para la selección española absoluta femenina de balonmano con dos partidos ante Rumanía. El segundo duelo, este domingo, se referenció desde una superioridad mayúscula de las Guerreras. La ventaja inicial de dos goles con la que arrancó el encuentro para las rumanas la sepultaron vorazmente las españolas dando forma a un triunfo implacable (32-19). En todo caso, era día también para rematar ajustes y afinar decisiones de cara a la lista definitiva de jugadoras que acudirán a los Juegos. Por cierto, notabilísimo partido de Irene Espínola, en la pista donde Shandy Barbosa, anfitriona, siguió sumando minutos, recuperada de su grave lesión de rodilla.

Segundo test en Sagunto en la preparación de los Juegos Olímpicos de Tokio para las Guerreras. Momento de ajustar, automatizar, equilibrar, afinar y pulir lo que ha de ser España en la gran cita asiática. También de pulsar el estado de las jugadoras que darán forma a la lista de Viver; entre ellas Shandy Barbosa. Sin embargo, fue el combinado rumano el que pareció más entonado en los primeros instantes. Las pérdidas en ataque de las españolas los aprovechó Rumanía, que se puso con dos goles de ventaja con la firma de Seraficeanu. Esos fueron los momento de superioridad de las de Adrian Vasile. Ainhoa Hernández acertó para España para estrenar su haber en el Ovni. Dos buenos segundos parciales de las españolas, con las paradas de Mercedes Castellanos y los minutos de Irene Espínola por el extremo derecho pusieron a las Guerreras 7-4 a poco de alcanzar el cuarto de hora de juego. Vasile pidió tiempo muerto.

Superados los veinte minutos de partido, sostenía España ese punto superior a las rumanas y con las dianas de Almudena Rodríguez y de Jenni Gutiérrez lograron doblar en el marcador (10-5, m.22). Replicó Rumanía con Moroianu, pero dos tantos rápidos, uno de Lara González y una asistencia de la santapolera par el de Jennifer Gutiérrez sostuvieron un más seis para las Guerreras (12-6). Progresó el juego con un combinado español marcando el ritmo del asunto ante una Rumanía, en proceso de regeneración, que no tuvo capacidad de réplica. Con sendos siete metros consecutivos, materializados por Alicia Fernández, España se fue con un más nueve al descanso (16-7).

La cosa arrancó, con la reanudación del partido tras el receso, con dos ataques consecutivos de las Guerreras, que, sin embargo, encontraron por respuesta sendas buenas paradas de Hosu entre los palos rumanos. También respondió bien en su marco Nicole Wiggins a tentativas rivales. Se consumieron más de tres minutos hasta que llegó el primer tanto obra de Subtirica-Iovanescu, si bien tuvo réplica rápida de España. Superados los primeros cinco minutos del segundo tiempo, un gol de Nerea Pena dio para que el conjunto español se sostuviera con un más diez (18-8, m.26). La expansión española fue a más con otros dos goles de Nerea Pena (uno de siete metros) y otro de Carmen Campos para fijar un más trece (21-8). Vasile pidió tiempo muerto sin haberse consumido diez minutos del segundo periodo. De hecho, el segundo parcial acabó de disparar a España con un 4-0-

Viver fue repartiendo minutos. Para eso estaba el test. Para concretar diferentes aspectos del juego colectivo de España y revisar el estado de las jugadoras antes de dar la lista definitiva de la selección que acudirá a Tokio. Siguieron las Guerreras a un nivel arrollador ante un conjunto rumano en pleno proceso de cambio generacional, como también desarrolló en su día España. Mediado el segundo tiempo, tras los goles de Paula Arcos y Sole López, el marcador en el Ovni reflejaba un más 15 (24-9, m.45). Paula Arcos asumió minutos en la dirección, Kaba Gassama en el pivote e Irene Espínola siguió dando forma a un buen partido en el aspecto individual. También siguió la evaluación física de Shandy Barbosa en ese decidir si, superada la grave lesión de rodilla, puede estar en condiciones óptimas para ir a los Juegos -huelga decir que por calidad, experiencia y aspecto grupal tendría ese billete asegurado-. El paso de los minutos, y la tremenda renta de España, dio para cierta relajación, que Rumanía aprovechó para restar algo al marcador con Tanasie y Bazaliu. España resolvió implacable por un 32-19 rumbo a Tokio desde Sagunto.

Ficha técnica:

España (16+16): Mercedes Castellanos (p); Marta López, Carmen Martín, Carmen Campos (4), Eli Cesáreo, Jenni Gutiérrez (3), Nerea Pena (4), Lara González (1), Sole López (3), Kaba Gassama, Ali Fernández (3), Ainhoa Hernández (1), Irene Espínola (4), Paula Arcos (2), Alexandrina Cabral Barbosa (4), Almudena Rodríguez (1), Mireya González (1), Silvia Navarro (p), Nicole Wiggins (p).

Rumanía (7+12): Elena Serban (p); Alexandra-Georgiana Subtirica-Iovanescu (1), Bianca Maria Bazaliu (2), Daria Bucur, Alina Ilie, Cristina Laslo (3), Andra-Liviana Moroianu (2), Nicoleta-Filoftea Safta (3), Anca Giorgiana Polocoser, Andreea-Cristina Popa, Sonia Mariana Seraficeanu (2), Alexandra Ramona Severin, Ana Maria Tanasie (4), Bianca Elena Tiron, Sorina Tirca, Eva Kerekes (2), Raluca Kelemen (p), Daciana Hosu (p).

Goles cada cinco minutos: 1-2, 5-4, 7-4, 8-5, 12-7, 16-7 (descanso), 17-8, 22-8, 24-9, 26-14, 28-16, 32-19.

Árbitros: Miguel Martín Soria Fabián y David Monjo Ortega.

Pabellón Municipal Internúcleos Ovni de Puerto de Sagunto. 600 espectadores.

Foto: RFEBM / J.L. Recio

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario