Convicción por el deporte femenino
 

El relevo 4×100 femenino, plata en el Europeo sub’23

ATLETISMO | CAMPEONATO DE EUROPA SUB’23

RFEA: España cerró un maravilloso campeonato de Europa sub’23, el mejor de la historia, con dos medallas de plata, las de ambos relevos de 4×100, y con un magnífico balance final de 15 medallas y 29 finalistas.

El balance del atletismo español en este Europeo ha sido de sobresaliente, con récord de 15 medallas, una cifra descomunal para España, y 29 puestos de finalista. En cuanto a metales se ha superado el máximo de medallas hasta este momento, que eran las 10 de Ámsterdam 2001. En finalistas se ha igualado, con 29, la mejor cifra lograda en la pasada edición de Gävle 2019. España, después de liderar el medallero durante tres días, ha ocupado finalmente la cuarta posición en el mismo, con 3 oros, 7 platas y 5 bronces. Superada por Italia, Alemania y la República Checa, esta última con sólo cinco medallas, aunque cuatro de oro. En número de medallas sólo tuvo más Francia, con 16. Pero más allá de números, metales y buenos puestos, hay que destacar el nivel competitivo español.

Cuarta y última jornada del campeonato de Europa sub’23, en el estadio Kadriorg de Tallinn, en Estonia, con un día soleado, muy ventoso y con unos 25ºC de temperatura. Aitana Rodrigo, Jaël Sakura Bestué, Eva Santidrián y Carmen Marco lograron una magnífica medalla de plata en el relevo de 4×100 metros. Con unos cambios muy buenos, las españolas corrieron espléndidamente y terminaron en 43.74, detrás de Alemania, muy superior, que marcó 43.05, récord de los campeonatos. La alicantina Carmen Marco aguantó el embate final del equipo italiano, que terminó detrás de las nuestras a 4 centésimas. Con tres equipos que no finalizaron, finalmente Italia fue descalificada y la tercera plaza fue para Francia.

Por la mañana, en semifinales, las mismas protagonistas, con unos cambios excelentes, pararon el crono en 43.50, situándose en la segunda posición de su semi tras Alemania, y en la segunda posición global. Con ese crono, las españolas borraron de la tabla de records la célebre plusmarca de 43.96 que dio a España el oro en el europeo sub23 de Bydgoszcz en 2017. Este 43.50 es además la cuarta mejor marca de un cuarteto español, categoría absoluta incluida. La marca de la final y que ha valido la plata, 43.74, es también mejor que la antigua plusmarca.

En hombres, en el 4×100, plata para Arnau Monné, Pol Retamal, Jesús Gómez Villadiego y Sergio López Barranco.

En la final del relevo femenino de 4×400 metros las españolas volvieron a batir el récord de España. Por la mañana, fueron terceras en la segunda semifinal, con pase directo a la final, marcando 3:34.64 y superando la plusmarca sub23 anterior, 3.38.94, que tenía ya 33 años de antigüedad y que era de un cuarteto júnior. Por la tarde, las nuevas plusmarquistas Ángela García, Andrea Jiménez, Carla García y Sara Gallego, estuvieron siempre en puestos de pase a la final. Establecieron una nueva mejor marca española sub23, con 3:33.54, rebajando la plusmarca de la mañana en más de un segundo. Alejadas de los puestos de podio, y corriendo por la calle 8 en la primera vuelta y media, las españolas lucharon por cada puesto, en cada entrega, llegando a ir incluso cuartas en algún momento, octavas en otro. Finalmente Sara Gallego, flamante subcampeona en 400 metros vallas, pudo superar a la atleta suiza, entrando en meta en 7ª posición, a punto de superar a las italianas, que fueron sextas.

Cerca estuvo de la medalla la segoviana Águeda Muñoz. El 1.500 femenino fue una carrera lenta (se pasó el 800 en 2:21) en la que la pupila de Arturo Martín fue siempre bien situada, no sin dificultades, a la estela de la italiana Sabbatini y la polaca Megger. A falta de 400 metros la segoviana, valiente, tomó la cabeza de un grupo compacto, con un ataque largo que rompió la prueba. Sabbatini la persiguió en la contrarrecta y la adelantó a falta de 150 metros, luego también la italiana Zenoni, que venía de muy atrás, doblete para Italia, y más tarde in extremis y por dentro la británica Wallace, pero Águeda se rehízo en los últimos metros y se tiró sobre la línea junto a la británica. Sólo las separaron dos centésimas. La marca de Águeda Muñoz fue de 4:14.87.

El 5.000 femenino se retrasó un cuarto de hora debido a un corte de suministro eléctrico. Con tres españolas en la prueba, Isabel Barreiro, Cristina Ruiz y Carla Gallardo, la carrera se planteó sobre bases lentas, con las tres españolas incrustadas en el grupo. Se desataron las hostilidades y se despegaron con facilidad la eslovena Lukan y la italiana Battoclietti, a la postre campeona. Por detrás, a falta de 800 metros, la asturiana Isabel Barreiro lideró el grupo perseguidor, con la burgalesa Cristina Ruiz en cuarta posición. La neerlandesa Van Es emergió con fuerza de este grupo perseguidor y consiguió la tercera plaza. Barreiro fue cuarta, con 15:51.30, a distancia del bronce, y Ruiz sexta, con 15:54.80, marca personal bajando por primera vez de los 16 minutos, logrando dos plazas más de finalista y realizando una muy buena carrera. La palentina Carla Gallardo se retrasó cuando comenzaron los ataques y finalizó en la undécima posición, con 16:35.40.

Foto: FACV/Sportmedia

Sin Comentarios

Dejar un comentario