Convicción por el deporte femenino
 

Carolina Marín cae ante Tzu-ying en el duelo definitivo de las Finales del Circuito Mundial

Carolina Marín finalizó en segunda posición en las Finales del Circuito Mundial de bádminton, disputadas en Bangkok. La vigente campeona olímpica cedió en la final del torneo ante la taiwanesa Tai Tzu-ying, número 1 del ránking mundial, por un marcador de 14-21, 21-8 y 21-19.

La española cierra así tres semanas de gira en Tailandia con la disputa de tres torneos: “No ha podido ser en esta última final. Estoy muy contenta de estas tres semanas de torneos que he hecho; tres finales seguidas, dos de ellas ganadas. Hoy ha sido una pena, 21-19 en ese tercer set; estábamos jugando contra la número uno, cualquier cosa puede pasar”.

“Estoy muy orgullosa y muy contenta de sentirme en muy buen nivel y estado de forma. Me he sentido con mucha confianza en pista, he demostrado determinación y fuerza otra vez. Saco muchísimas cosas positivas de este mes que he estado aquí en Tailandia. Agradezco el apoyo que recibo todos los días de todos vosotros, muchísimas gracias de corazón”, aseguró la onubense en declaraciones remitidas por su servicio de comunicación.

Marín regresa ya a España tras su paso por el país asiático: “Ya hay muchas ganas de volver después de todo el mes aquí, en esta habitación. No hemos podido salir para nada, solo para ir al pabellón a competir. Por favor, en España sigamos cuidándonos, tomando todas las medidas posibles. Mucha precaución y mucho cuidado. El año que viene volveremos a clasificarnos y a por todas para ver si podemos cambiar el color de este plato por el oro.

En cuanto a la final ante Tai Tzu-ying, tuvo que reponerse al 3-0 de salida con el que la jugadora asiática inauguró el primer set. Subiendo a la red y haciendo gala de sus mejores golpes, consiguió igualar la contienda (6-6) para iniciar su dominio fulgurante en el parcial; desde el 9-9, Marín firmó seis juegos consecutivos para escaparse (15-9) y mantuvo la renta para llevarse el parcial en 21 minutos.

Tzu-ying volvió a golpear en el arranque de la segunda manga (5-1), donde la española fue siempre a remolque. La taiwanesa manejó hasta 11 puntos de ventaja superado el ecuador (14-3) y aumentó la diferencia hasta los 13 para igualar la contienda (21-8).

Luego, Marín llevó al set al 8-8 y logró adelantarse por primera vez (9-8) en el inicio de un enfrentamiento más psicológico que físico. Marín llevó a gozar de hasta cinco puntos de renta (15-10), pero la asiática consiguió aproximarse a un solo punto (16-15). El intercambio de puntos apuró el choque al máximo. Con 19 iguales, la española se quedó corta en uno de sus golpes y ofreció el primer punto de partido para la número uno mundial.

Foto: Badminton Photo / TW @carolinamarin

Sin Comentarios

Dejar un comentario