Convicción por el deporte femenino
 

Un mecenas libera al Canyamelar Valencia de la deuda con la federación de balonmano

El club de DHF estaba en situación de sanción ante la acumulación de impagos en concepto de arbitrajes y sanciones

La Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) ha levantado la sanción económica que pesaba al Handbol Canyamelar Valencia, equipo de la División de Honor Femenina. Un mecenas, cuyo nombre se ha pedido se mantenga en el anonimato, se ha hecho cargo de la deuda de la entidad a efectos federativos, según ha podido saber este diario. Además ayudará al club a adelantar el pago de las dietas también adeudas a las jugadoras.

El club valenciano había incurrido en una serie de impagos en concepto de arbitrajes y sanciones federativas, lo que supuso que la federación aplicara la norma (52 bis) el pasado 19 de febrero, que significaba que hasta que el Canyamelar Valencia no enjugase la deuda contraída perdería todos los partidos como local por 0-10. Y esta situación ya se dio respecto al partido de la jornada 16, en la que hubieran recibido al Rocasa Gran Canaria.

El Comité Nacional de Competición ya había dado parte de aplicación de la sanción para el próximo partido del 9 de marzo, en el que el Canyamelar recibirá a Porriño, reflejándose en el acta disciplinaria que “dicha suspensión se aplicará, igualmente, a los sucesivos encuentros que deba disputar con la condición de equipo local, hasta tanto no sea íntegramente abonada la deuda por el concepto de fondo arbitral y cuyo importe se le ha reclamado”.

La situación deudora del Canyamelar Valencia se había generando en tanto que no ha recibido todavía las cantidades pactadas con empresas privadas a modo de patrocinio, así como que tiene pendiente de ingreso subvenciones de las administraciones públicas valencianas. Al respecto de esta circunstancia, Manolo Gómez, presidente del club valenciano, explicó en una entrevista en este medio que “las conversaciones con las tres son diarias, sino día sí día no. El tema está en que desde el área más política en el momento sale la resolución se publica en el boletín oficial y desde ese momento ya pasa a un departamento burocrático; y hoy están todas las subvenciones en ese trámite burocrático (intervención, tesorería, finanzas…)”.

El mecenas que ha liberado a la entidad de la deuda federativa para poder luchar, además, por la permanencia en la máxima categoría de la Liga Guerreras, también permitirá al club comenzar a cubrir pagos a las jugadoras y cuerpo técnico. “Ahora se les debe un concepto de dietas, desplazamientos y gastos de manutención de los últimos cuatro meses”, explicó Gómez en la misma entrevista.

Oxígeno para el Canaymelar Valencia, pero la situación sigue siendo complicada y precisará de que las ayudas comiencen a llegar tanto para acabar la presente campaña como para pensar en el proyecto del próximo ejercicio, de forma que pueda mantenerse el nombre de Valencia en la máxima categoría del balonmano femenino nacional. La sombra de la desaparición todavía no ha desaparecido.

Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario