Convicción por el deporte femenino

Concha Montaner, adiós a una atleta pura y referente

La saltadora de longitud se despide como profesional tras una carrera de altos vuelos con cuatro participaciones olímpicas, un bronce mundial, una plata europea o 18+1 campeonatos de España

 

Anunciado el adiós al pasillo y al foso, a los saltos, a esos vuelos plásticos y elegantes hacia la arena a finales de septiembre, Concha Montaner recibió un homenaje de despedida como atleta profesional en un acto muy emotivo, teniendo como maestra de ceremonia a su hermana Rosario. Y claro lo emotivo y lo cercano pudo con la saltadora de longitud de L’Eliana, que liberó las lágrimas de la guerrera que decide poner punto final a una carrera dilatada —más de dos décadas saltando— y exitosa. “Siempre consideraré el foso parte de mí. Tengo la gran suerte de dejar yo el atletismo y no que el atletismo me deje a mí”, expresó emocionada en el acto celebrado en la sede la Fundación Trinidad Alfonso este lunes.

“Mi primer sueño fue saltar seis metros y ser campeona de España juvenil”, recordó… su hoja de servicios deja su participación en cuatro Juegos Olímpicos (Sindney 2000, Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016), una medalla de bronce mundial en pista ciubierta en Moscú 2006, un subcampeonato de Europa indoor en Birmingham 2007, el oro en el campeonato del Mundo junior de Santiago de Chile 2000, así como sendas medallas en Juegos del Mediterráneo en Almería y Túnez, y un total de 18 campeonatos de España en salto de longitud entre pista cubierta (once) y aire libre (siete), además de un campeonato nacional de 100 velocidad.

“Cuando una se retira hace balance y entonces te das cuenta realmente de lo que has conseguido. Me han quedado dos retos por lograr: saltar siete metros —su mejor bronco fue 6,92 metros— y disputar una final olímpica. En todo caso, estoy muy orgullosa de mi carrera. Estoy feliz”, expresó la saltadora valenciana, considerara como la mejor atleta valenciana de todos los tiempos. Una carrera brillante, que ‘interrumpió’ cuando se quedó embarazada de Alba, que nació en 2009. Se verá si sigue los pasos de su madre y de su padre Venancio José Murcia, quien fuera plusmarquista español de velocidad, en el atletismo o en otro deporte; genes tiene.

 

 

Rosario, orgullosa hermana de Concha, dirigió a la perfección el acto: “Hablar de Concha en su despedida es lo más bonito que podían pedir y también lo más difícil. No puedo estar más orgullosa al leer en los medios desde que anunció su retirada esta consideración: ‘Adiós a la mejor atleta valenciana de todos los tiempos’. Estoy muy orgullosa. Es mi hermana, es mi amiga. De corazón, graciès!”.

Montaner entró a formar parte del Proyecto FER de la Fundación Trinidad Alfonso, que preside Juan Roig, en la segunda edición del programa de apoyo a los deportistas valencianos. Y en el último año entró a formar parte del equipo de ‘ReFERentes’. Precisamente en la casa de la fundación se celebró el homenaje y su directora Elena Tejedor dirigió unas palabras, además de tenerle la mano para nuevos proyectos: “Concha ya era una grande, ya era Concha Montaner cuando nació la Fundación Trinidad Alfonso y el Proyecto FER. Espero que hayamos podido contribuir con un pequeña gota al menos en tu carrera en los últimos años. Es un privilegio y un honor que hayas formado parte de este proyecto. Pero además debo decir que más allá de lo deportivo, siempre has tenido un gran compromiso y has sido consciente de la responsabilidad que tienes como atleta de élite para trasladarlo también a los más jóvenes. Gracias por haber hecho historia en el mundo del atletismo”.

Rodeada de familiares, amigos, instituciones y medios de comunicación hubo un especial momento con la participación de Charo Sevillano, la mejor amiga de la atleta. Entre lágrimas recordó un capítulo en su historia: “Recuerdo que tenía 13 años cuando me dijo un día Concha: ‘Me voy a apuntar en el club de atletismo de L’Eliana, ¿te apuntas conmigo?’. Yo empecé a hacer atletismo por ti, pero estoy muy orgullosa de todo lo que has hecho”.

Una de las preguntas hacia el final del acto fue quién puede ser la sucesora de Concha Montaner. Presente estuvo la saltadora Fátima Diamé. “Hoy solo puedo darte las gracias por ser mi compañera, mi amiga y mi referente. Será muy extraño no competir contigo en el foso. Te prometo que trabajaré para competir siempre al máximo”, dijo la atleta del Valencia CA. En su día, Concha fue atleta del equipo que preside Rafa Blanquer, si bien en los últimos años compitió por el Playas de Castellón.

Por su parte, el presidente de la Federación de Atletismo de la Comunidad Valenciana, Vicente Añó comentó que “quiero poner en valor el espíritu de colaboración de Concha. Ella siempre ha ido más allá de las medallas y siempre que la hemos necesitado para competiciones de la federación, la hemos tenido; siempre ha estado ahí”. En efecto, comienza una nueva etapa para Montaner sin el deporte profesional, pues ella ya desarrollaba en paralelo su recorrido profesional como administrativa en una empresa. Por lo pronto, entrenadores, compañeros, amigos y, ante todo, familiares no faltaron a la despedida de ‘la mejor atleta valenciana de todos los tiempos’.

 

Fotos: Fundación Trinidad Alfonso
Escrito por

Raúl Cosín es el editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario