Convicción por el deporte femenino
 

El Valencia reacciona para empatar ante la Real Sociedad

Reacción. Salió el Valencia de las tinieblas de un primer tiempo oscuro, desastroso, en el partido inaugural de la nueva liga, jugándose los puntos ante la Real Sociedad, que cerraron el pasado curso coronándose en Copa, y siendo además una bestia negra para las valencianas (victorias 0-4 y 6-0 en el campeonato regular, y 1-2 en el torneo copero de las vascas). El caso es que las donostiarras intensas, voraces y claras hundieron a las valencianistas, alcanzando el descanso con goles de Nahikari e Iraia. Reacción. Todo cambió. Todo mutó. Desapareció ese errático Valencia para proyectarse uno fresco, competitivo y ambicioso que logró recuperar el empate con un doblete de Mari Paz.

Recibieron las valencianistas, como manda el protocolo, a las vigentes campeonas de la Copa de la Reina con un pasillo de reconocimiento en su entrada al terreno de juego del Antonio Puchades. Jornada inaugural de la nueva liga y, por tanto, ese respeto a la Real Sociedad por su corona en el cierre del anterior ejercicio. Lo que sobrevino no fue cuestión de eso que a veces se utiliza en el argumentario del exceso de respeto al rival, sino cosa de ser el Valencia un manojo de nervios. Desastroso primer tiempo el del conjunto de Irene Ferreras, mientras la Real, ordenada, intensa, con buen nervio y tensión, hizo suyo el negociado, llegando al descanso con una ventaja de 0-2 (goles de Nahikari e Iraia), que podría haber sido más amplia.

Las valencianistas estuvieron excesivamente nerviosas; tuvieron intensidad (por momentos), pero no estuvo bien enfocada; se empecinaron en salir con el balón jugado desde la portería, incluso cuando ese argumento no funcionaba y había que rebuscar alternativas; y desde luego la producción ofensiva fue anecdótica. Las donostiarras, por lo pronto, subrayaron sobre el césped un excelente nivel de presión táctica y territorial, a la que sumaron la física y el buen trabajo con balón, aderezado con el aprovechamiento de esos nervios, que se tradujeron en errores no forzados de las valencianistas. Muchos problemas tuvo defendiendo el lado derecho Flores. Y para muestra el hecho de que Calligaris, la mejor de las locales, acabó cediendo en ese mar de fallos.

Y en la Real aparecieron nombres como los de Nahikari, Eizagirre o Palacios. Y acumularon no pocas ocasiones, pero fueron dos las que se dibujaron en forma de gol en el primer acto: en el minuto 9, hubo una mezcla de lo errático de las locales y la buena chispa visitante, y de un chut de Eizagirre, que salió mordido, el balón cayó a Nahikari -en situación controvertida en su posición-, pero la colegiada no vio un presumible fuera de juego y llegó el 0-1. Ya camino del minuto 40, de la tentativa de la misma Nahikari se originó un saque de esquina para la Real, que materializó de cabeza Iraia. Historia encarrilada para las vascas, y la necesidad de aire e ideas para las valencianas en el descanso.

La ‘fisonomía’ de partido cambió de plano en el segundo tiempo. Se marcó una tendencia en los veinte primeros minutos: la Real, acomodada en su ventaja, rebajó presión, esperó y procuró salir a la contra; el Valencia, que mejoró muchos enteros, fue dando forma y buenas elecciones a su juego. Comenzó a dar buen criterio a su fútbol y a rebajar el número de errores no forzados. Aliviadas en defensa, comenzaron a sumar acciones en lo ofensivo. Y en ese desarrollo de segundo acto, a la hora de juego, armó una buena tentativa que se tradujo en un saque de esquina a su favor: al servicio, Mari Paz Vilas resolvió con un remate de cabeza en segundo palo para el 1-2.

Y la gallega, que es cazadora de goles, fue minutos más tarde de nuevo protagonista. Siguió en su buen empeño el Valencia, y un centro desde la derecha de Flores se fue hacia el palo lejano, donde Mari Paz volvió a conectar la testa con el balón para empatar el partido. Algo más de veinte minutos quedaban por delante y el equipo de Irene Ferreras no solo había igualado un encuentro que se le había complicado, sino que mejoró enormemente su imagen. intentó frenar aquella la Real en un córner, pero Enith Salón replicó con una notable intervención. Los últimos instantes acabaron en partido roto, de ida y vuelta, y Nahikari tuvo el gol, salvado por Calligaris.

Ficha técnica:

Valencia CF Femenino: Enith Salón; Pujadas, Cubedo, Calligaris; Flores, Gaitán, Sandra Hernández, Carol (Gio, m.89), Bonsegundo (Zenatha Goieman, m.70), Beltrán; y Mari Paz (Asun, m.77).

Real Sociedad: Adriana Nanclares; Lucía, Maddi, Mendoza, Iraia; Itxaso, Baños; Cardona (Carla Bautista, m.77), Palacios (Etxezarreta, m.64), Eizagirre (Manu Lareo, m.56); y Nahikari.

Goles: 0-1, min.9: Nahikari. 0-2, min.38: Iraia. 1-2, min.61: Mari Paz. 2-2, min.68: Mari Paz.

Árbitro: Martínez Martínez (Comité murciano). Amonestó a Itxaso, Palacios por la Real Sociedad.

Incidencias: Estadio Antonio Puchades (CD de Paterna, Valencia). Primera jornada de la Primera Iberdrola de fútbol.

Foto: LaLiga

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario