Convicción por el deporte femenino
 

María Pérez, cuarta y diploma olímpico en los 20 Km marcha en Tokio

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | ATLETISMO – 20KM MARCHA

RFEA: La marcha femenina española en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se cerró con un gran cuarto puesto de María Pérez en los 20 kilómetros marcha que le adjudican un brillantísimo diploma olímpico.

La marchadora granadina, actual campeona de Europa de la distancia, lleva demostrando que es la gran referencia de la marcha española de los últimos tiempos, acumulando títulos internacionales, nacionales y plusmarcas españolas, una tras otra y este viernes en el circuito Sapporo Odori Park demostró el por qué de su brillante historial deportivo, logrando una plaza, la cuarta, que nunca le gusta a un deportista (lo vimos de madrugada con Marc Tur y el día anterior con Álvaro Martín), pero llevarse un diploma olímpico está sólo al alcance de los elegidas y María fue una de ellas.

Lo hizo completando una gran actuación global de la marcha española, que si hace casi dos años en el Mundial de Doha sucumbió a las condiciones climatológicas, en Tokio 2020, no muy diferente a las de entonces, sale con nota muy alta y volviendo a poner esta especialidad donde se merece en el contexto mundial.

La prueba, que se inició con 32 grados de temperatura y 62% de humedad, formó de salida un amplio grupo de marchadores que liderado por la italiana Palmisano, iba consumiendo las primeras vueltas al circuito de un kilómetro, donde María Pérez y Raquel González se colocaban en puestos traseros, pero bien arropadas y sólo Laura García-Caro quedaba rezagada metros atrás, pero sin perder muchos metros.

Así fueron cayendo los kilómetros que al paso por el 5 mantenía a la italiana líder (18:31) con María y Raquel a dos segundos en el todavía amplio grupo y Laura a escasos metros, tres segundos por detrás. Antes del paso por mitad de carrera, las cosas no variaban mucho, con María y Raquel manteniéndose en puestos delanteros, pero con una Laura titubeante, a la que los avisos le comenzaron a lastrar, aunque manteniendo intactas las opciones, pasando María 10ª (43:57), Raquel 14ª (45:59) y Laura 18ª (46:06), que en el kilómetro 11 se ve obligada a parar en el Pit Lane perdiendo toda opción de luchar por un gran resultado.

A partir de ahí, las chinas Yang y Liu (ésta defensora del título olímpico y campeona mundial en Doha) se dejaron ver gracias a un cambio de ritmo al que respondió la transalpina y que comenzó a poner el grupo sobre aviso, perdiendo unidades entre ellas la de Raquel que cedió unos metros. En cambio, María, atenta a este movimiento y junto a las sudamericanas Arenas y Sena, trataban de no perder contacto, pero la carrera a medida que pasaban los kilómetros fue colocando a cada una en su papel.

Desarrollo de carrera

Al paso por el kilómetro 15, María se mantenía aún en el grupo de cabeza, que pasaba en 1:08.29; para entonces Raquel cedió muchos metros (1:08:51) y trató de no quedarse en solitario en una prueba que comenzó a calentarse por delante cuando Palmisano, siempre muy activa toda la carrera pega un estirón y se marchó sola en busca de la gloria olímpica con las dos chinas persiguiéndola, donde solo Wang tenía aún fuerzas para pegarse a la italiana. Ambas tomaron metros de los siguientes grupos de dos donde María Pérez se quedó en un tercero luchando al máximo sabedora que aquí se está decidiendo su suerte.

Los últimos cuatro kilómetros se vio a una Palmisano cada vez más enchufada hacia el oro con intensa emoción pues algunas como las dos chinas o las dos brasileñas iban con dos tarjetas rojas y la sombra del Pit Lane se cernía sobre ellas. María que iba limpia lo sabía y no quería perder comba, luchó hasta la extenuación. Primero Wang en la penúltima vuelta y después la brasileña Sena, en la vuelta final, recibieron el mazazo el Pit Lane y quedaron fuera de toda opción, que metía a María en dura pugna con Liu en la lucha por el bronce, pero en la recta final, la asiática demostró tener más fuerzas y se adjudicó el bronce con María cuarta a ocho segundos de rozar la gloria olímpica (1:30:05); por detrás 14ª llega Raquel González, que ha podido mantener su plaza (1:31:57) cerrando la actuación española Laura García-Caro 34ª (1:37:48).

Despedida de una leyenda como Chuso García Bragado y diploma de Tur

En 50 kilómetros marcha masculino, Marc Tur rozó el bronce en la despedida de la leyenda Bragado. En el verano de 1992, cuando Jesús Ángel García Bragado, Chuso, debutó en unos Juegos Olímpicos, 25 de los 55 atletas españoles de Tokio 2020 aún no habían nacido. Muchas vidas han pasado mientras Chuso García Bragado competía en Juegos Olímpicos. Muchas generaciones han crecido viendo marchar a Chuso. Muchos son los que han contado a sus hijos, nietos y familiares la historia de aquel Mercedes que Chuso ganó al proclamarse campeón del Mundo, y que regaló a su padre taxista. Muchas horas de retransmisión de los 50 km marcha a lo largo de la historia se han rellenado comentando el palmarés del marchador. Para Chuso Tokio fueron los octavos Juegos Olímpicos en sus piernas.

En Tokio, Marc Tur acabó cuarto, rozó el bronce, fue adelantado a falta de 150m para relegarlo a la cuarta plaza. Luis Manuel Corchete no lograba terminar la prueba a falta de 10 kilómetros, mientras que Chuso García Bragado terminó en el puesto 35º, en 4:10.03.

Foto: COE

Sin Comentarios

Dejar un comentario