Convicción por el deporte femenino
 

El Complutense Cisneros conquista su primer título de liga

RUGBY DHF | MAJADAHONDA 7-24 COMPLUTENSE CISNEROS

FERUGBY: La inédita final por el título de la División de Honor Femenina de rugby 2020-2021 coronó al Complutense Cisneros, que venció 7-24 al Club de Rugby Majadahonda en el último derbi madrileño de la temporada en el Valle del Arcipreste. El cuadro visitante soportó mejor los momentos de presión en campo propio y leyó perfectamente sus opciones a la hora de atacar los últimos metros, dos de las claves que convierten a las colegiales por primera vez en campeonas de España de rugby XV.

Fue Majadahonda quien tuvo la primera internada con peligro en la zona de veintidós contraria, en unos notables minutos iniciales, pero tras una buena serie de fases de las Rhinas a pocos metros de marca, Cisneros consiguió sacudirse este dominio forzando un vital golpe de castigo por retenido a cargo de Olivia Fresneda y posteriormente atravesando el medio campo. Acto seguido, las Azul-azul lograron varios avances lentos, pero continuados e incisivos, por el flanco derecho, acercándose cada vez más al ensayo, algo que lograría Iciar Pozo tras una brillante salida de ruck con evasión de placaje incluida, algo que no veríamos por última vez de parte de la talonadora.

Los frenéticos 20 primeros minutos, marcados por la alta efectividad en las transmisiones de balón y por pocas pérdidas que llegaban tras magníficas acciones defensivas más que por errores de mano, fueron relevados por secuencias de mayor contemporización en el juego colectivo. Llegó eventualmente un tramo de control local en esta tesitura de calma tensa, pero un par de imprecisiones impidieron que llegase el ensayo majariego, que rozó María García antes de que la también internacional María Calvo diese la réplica para Cisneros. No falló la polivalente tercera línea valenciana después de que Alba Vinuesa penetrase la línea defensiva y descargase con acierto para su compañera en continuidad. Las dos transformaciones de ensayo y la magnífica defensa visitante en los minutos finales de la primera parte hizo que el 0-14 reinase al descanso.

El juego al pie fue una batalla importante para el devenir del encuentro, pues si bien Cristina López ayudó a las Rhinas a quitarse mucha presión en determinados momentos, Marina Bravo tuvo un papel muy destacado en esta faceta, acertando tanto al decidir patear como al ejecutar tal acción, algo donde también tuvo una aportación positiva Inés Bueso-Inchausti. Esta circunstancia permitió al conjunto colegial reaccionar pronto a los envites locales nada más volver de vestuarios. Las centros María Marín y Cecilia Huarte, así como Macarena del Valle, tuvieron varias internadas prometedoras para el cuadro del norte de Madrid, pero su rival resistió, cambió las tornas en cuanto al control del juego e Inma Bargues sumó un nuevo ensayo para refrendar el gran desempeño visitante.

Con el momentáneo 0-19, Cisneros no perdió la concentración ni la intensidad y siguió rallando a gran nivel tanto en el contacto como en la toma de decisiones. Fue a base de garra, orgullo y liderazgo de varias jugadoras curtidas en mil batallas como Raquel Santiago o Marta Estellés entre otras como Majadahonda siguió creyendo en la remontada. Las acciones técnicas no fueron siempre precisas, pero las locales consiguieron acumular varios avances que aportaron mucha confianza al equipo. Así llegó finalmente el ensayo (de castigo), recortando distancias. No obstante, de nuevo Marina Bravo, Ana Vila, Elena Amo, Paula Gil y compañía dieron un paso adelante y respondieron con mucha cabeza fría al agobio impuesto por el contrario, hasta el punto de que el equipo visitante no se encerró en su campo y tuvo varios ataques más, llegando tras uno de ellos la sentencia de una Iciar Pozo que acabó magullada a la par que feliz los 80 minutos, que concluyeron con el 7-24 que dio por justo vencedor al Complutense Cisneros.

Marina Bravo fue quien finalmente se llevó, tras una gran actuación, el premio MVP Iberdrola a mejor jugadora de la final, un galardón que sin duda tuvo un gran número de candidatas.

Sanse Scrum supera a BUC 17-7 y sella su permanencia

Las madrileñas del Sanse Scrum jugarán una temporada más en la Liga Iberdrola, tras superar en la promoción a un BUC Barcelona que dio muy buena imagen, pero no pudo con el rodaje y la experiencia de sus rivales sobre el césped del David Cañada, de Zaragoza.

De este modo, el cuadro de equipos que competirán el próximo año en la máxima categoría del rugby femenino español ya está completo: Majadahonda y Complutense Cisneros, que este domingo se disputan el título, Corteva Cocos Rugby, Eibar RT, CRAT Residencia Riata, Olímpico de Pozuelo, Sanse Scrum y el recién ascendido Sant Cugat.

Desde el inicio del encuentro las capitaneadas por Carolina Alfaro salieron a por todas, conscientes de la importancia del encuentro, y fue precisamente la chilena la que las puso por delante en el marcado en los primeros minutos con su clínica patada a la que ya nos tiene acostumbrados. Poco más de diez minutos más tarde, Inés Palomo posaba para aumentar la ventaja y Alba García hacía lo propio para aumentar la diferencia hasta el 17-0 antes del descanso.

La segunda mitad estuvo pintada del color negro de las Panteras de la Ciudad Condal, quienes imprimieron una marcha más en su juego y se hicieron con el control de la posesión. Aún así, la férrea defensa madrileña hizo que solo en el minuto 75 Francisca Ramírez, la medio meé catalana, posara los primeros puntos para su equipo y cerrase el marcador en el 17-7 definitivo.

Sin Comentarios

Dejar un comentario