Convicción por el deporte femenino
 

Por un Trofeo de la Reina más internacional

Urge pensar si sería posible alargar un día más la regata por el bien de la calidad

OPINIÓN | POR PEDRO SARDINA

Una vez terminado el Trofeo de la Reina 2021 y habiendo comprobado que es posible intentar el asalto al Mediterráneo en cuanto a calidad de participación, urge pensar a sus organizadores la posibilidad de añadir una jornada más al calendario de regatas.

Rafael Chirivella, director de la regata, dice que eso son palabras mayores y que habría que calcularlo bien para no pegarse un batacazo. Chirivella, que lleva en esto de la vela casi medio siglo es prudente ante la posibilidad de que esa decisión pudiera ser un arma de doble filo, pero lo que sí está claro es que si no arriesgas, no ganas.

Es necesario abrirse al extranjero. Acostumbrar a la flota italiana y a la del sur de Francia a navegar hasta Valencia a principio de julio a participar en el Trofeo de la Reina. La regata tiene un gran nivel en el agua, que al final es lo que importa. España tiene muy buenos Comités, balizadores y oficina de regata, que facilitan a los regatistas su puesta en escena, y eso es una gran ventaja porque el que regatea en Valencia tiene asegurada la competición y la diversión.

Valencia ofrece unas infraestructuras muy superiores a otras ciudades mediterráneas españolas. El Real Club Náutico de Valencia es el anfitrión que todo armador quisiera tener durante todo el año, ya que sus instalaciones están a la vanguardia de Europa y sus empleados son grandes profesionales fieles al club y a la regata que se vuelcan desinteresadamente en la madre de las competiciones de la Comunidad.

¿Qué le falta al Trofeo de la Reina? A mi se me antoja que un día más de competición para que deje atrás esa vitola que tiene ahora de regata de club. Hay que trabajar más las invitaciones a los armadores y en esto debería de implicarse mucho más el Ayuntamiento valenciano; hay que pensar la posibilidad de intentar hacer una regata de media altura, que al final es lo que se lleva en las grandes regatas europeas; hay que poner en valor el trofeo, es decir, que ganar el Trofeo de la Reina no sea ganar una regata más… En fin, que hay que darle una vuelta de tuerca más durante todo el año y no esperar a tomar decisiones de última hora.

Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario