Convicción por el deporte femenino
 

‘Trifork’, ganador de la regata de altura de la PalmaVela

El ‘Blaumarina’, uno de los barcos más pequeños de la flota, ganó en ORCA2

VELA CRUCERO

La embarcación Trifork, del armador Joern Larsen, fue la más rápida en completar la “La Larga” de PalmaVela. El VO70 danés, reconvertido en una máquina de pulverizar marcas en regatas de altura, realizó el recorrido de 220 millas náuticas entre Palma, Dragonera, Ibiza, Formentera y Cabrera, con llegada frente a la Catedral de Mallorca, en un tiempo de 21 horas y 45 minutos, y marcó el primer récord de la historia de esta competición recién estrenada por el Real Club Náutico de Palma, como parte del programa de PalmaVela.

Larsen y su tripulación también se impusieron en tiempo compensando a su único rival en la clase IRC, el Pelotari Project, de Jonsi Seguí, que detuvo el crono en 26 horas y 59 minutos, tras no haber podido sortear la caída del viento en el complicado tramo de ceñida entre Cabrera y el Cabo Blanco. El Trifork, con sus 70 pies de eslora y su foil lateral, voló sobre las aguas del Mar Balear en una carrera contra sí mismo. Sabía desde el principio que iba a navegar solo y que necesitaba sacar muchísima ventaja al conjunto español para ganarle en compensado, como así fue. Las más de cinco horas en real se convirtieron en una hora y 43 minutos de ventaja tras la corrección. 

El mejor tiempo en la versión ‘corta’, de 163 millas (Palma-Dragonera-Tagomago-Cabrera-Palma), fue para el Hydra, del armador Oscar Chaves, en la clase ORC A2, con un registro de 22 horas y 40 minutos. Sin embargo, en este caso la victoria no fue para el barco más veloz, sino para el que, curiosamente, cruzó la línea de llegada en última posición, el First 31.7 Blaumarina, de Miguel Enseñat, que transformó un registro de casi 29 horas en una trabajadísima victoria, fruto de una paciencia y una determinación a prueba de bombas.

La explicación a este hecho está en la diferencia de esloras (31 pies del Blaumarina frente a 46 del Hydra) y en que el barco de Chaves, ganador de la última Copa del Rey MAPFRE en la clase ORC 1, debía sacarle 144 segundos por milla a su rival.

La diferencia entre ambos veleros al final de la regata, y una vez aplicada la fórmula de corrección, fue de unos exiguos seis minutos y 49 segundos a favor del pequeño. Completó el podio en ORC A2 el Encís, de Antoni Nicolau.

El premio a la obstinación del Blaumarina por cruzar la línea de llegada cuando otros rivales optaban por abandonar fue doble: no sólo ganó en su clase, seguido del Hydra y el Encís, de Toni Nicolau, sino en la general conjunta de ORC, donde fueron clasificados todos los barcos que compiten bajo esta fórmula, con independencia de su número de tripulantes.  

La victoria en la clase ORC de tripulación completa correspondió a otro barco de los que rara vez se retiran, el Mestral Fast, de Jaume Morrell, que cerró el recorrido de 163 millas en 27 horas y 657 minutos, obteniendo  una ventaja de 49  minutos en compensado sobre el segundo clasificado, el Meerblick Fun, del armador Otto Pohlman. El Plan B, de Christoh Mann, fue tercero. La tripulación de Morell fue tercera en la clasificación general de ORC, por detrás del Hydra.

La 17 PalmaVela, que será presentada oficialmente el próximo jueves, 28 de octubre, en el RCNP, y en la que ya han confirmado su participación 83 embarcaciones de las clase ORC, Box Rule (TP52), J80, FF, Dragón, Época y Espíritu de Tradición, reunirá a la mayoría de participantes en “La Larga”, prueba que, no obstante, tiene su propio trofeo independiente y cuya entrega de premios tendrá lugar el miércoles en el transcurso de una cena ofrecida por la organización.

Sin Comentarios

Dejar un comentario