Cecilia Santamaría, bronce en la Copa de Europa de triatlón en Wuustwezel

La madrileña, integrante del programa Iberdrola ‘Energía de Futuro’, sube al podio tras Barthelemy y Bragmayer

 

Cecilia Santamaría logró el bronce en la prueba de la Copa de Europa de triatlón en distancia sprint en Wuustwezel (Bélgica). La triatleta madrileña subió al tercer escalón del podio este domingo, abanderando al conjunto de españolas en la prueba belga, en la que Inés Santiago finalizó quinta; Camila Alonso, décimo octava; Carmen Gómez, vigésimo sexta; y Marina Castro, trigésimo novena. Santamaría logró la presea tras la local Barthelemy, ganadora, y de la húngara Bragmayer, segunda

De las cinco españolas en liza, cuatro de ellas formaban parte de la expedición del programa Iberdrola ‘Energía de Futuro’. La competición comenzó con el segmento de natación que se disputó en un lago. La belga vencedora de la prueba, Barthelemy, fue la primera en llegar a por su bicicleta, seguida a cinco segundos por un grupo de cinco en el que se encontraban Cecilia e Inés.

Finalmente las seis formaron un grupo delantero, en el que se entendieron a relevos para continuar con la escapada. Por detrás, se formó otro grupo en el que marchaban Camila y Carmen. La ventaja del primer grupo respecto al segundo fue avanzando según pasaban los kilómetros de ciclismo. De los 30 segundos iniciales a la salida del agua se pasó hasta el 1’20″ con el que comenzó la carrera a pie.

El segmento de carrera a pie fueron tres vuelta de 1,7 kilómetros alrededor de la ciudad. Al inicio una de las integrantes del grupo ya perdió contacto con la cabeza, por lo que se quedaban por delante cinco triatletas entre las que seguían Inés y Cecilia para luchar por las medallas. Al final de la segunda vuelta ya se quedó Inés y otra de las triatletas escapadas, por lo que sólo se quedaron en cabeza la belga Barthelemy, la húngara Bragmayer y la española Cecilia Santamaría.

Y las medallas se decidieron al sprint, con victoria para la belga, seguida de la húngara y de Cecilia, que lograba la medalla de bronce. Sin duda ha sido una experiencia muy enriquecedora para las triatletas españolas más jóvenes, que gracias a la iniciativa de Iberdrola pudieron vivir dos semanas de concentración y competiciones internacionales, que les sirven para seguir creciendo como triatletas y con su formación para poder verlas próximamente en pruebas de Copa del Mundo y Series Mundiales y a partir del año que viene en la lucha por las plazas olímpicas para Tokio 2020.

 

Foto: FETRI
Sin Comentarios

Dejar un comentario