Convicción por el deporte femenino
 

España afina antes de arrancar el Preolímpico

La selección de baloncesto recupera su mejor versión ante Nueva Zelanda (80-60) en el segundo de sus dos partidos de preparación ante las oceánicas

Despertó España del golpe del miércoles ante Nueva Zelanda. Una derrota dolorosa dentro de la preparación del combinado nacional de cara al Preolímpico, pero de la que se rehizo este jueves recuperando sensaciones, doblegando a las oceánicas (80-60) y afinando para el torneo en el que se decidirá si las jugadoras que dirige Lucas Mondelo estarán en los Juegos de Río.

España recuperó la energía, la velocidad de reacción para volar desde la defensa al ataque. Con Luci Pascua, ocupando el papel de la lesionada Nicholls, cerró los accesos en la pintura permitiendo así a las exteriores intensificar y subir la defensa sobre las jugadoras más peligrosas de Nueva Zelanda en el perímetro.

Muy pronto quedó plasmado sobre el parquet del pabellón de Oviedo la declaración de intenciones de una selección española picada en el orgullo y por lo tanto dispuesta a tomarse de inmediato la revancha deportiva ante el rival. Para ello, pocas palabras y muchos hechos, poca especulación y mucha velocidad.

Un baloncesto directo que no esperaba a nadie y que permitía ver siempre jugadoras corriendo por delante del balón. Contraataques que identificaban el sello de un baloncesto español que disfruta sacando ventaja desde el rebote. Una primera parte «de libro», con el acierto que no se había tenido el día anterior y, por lo tanto, con la frescura necesaria para imponer el talento en los primeros veinte minutos (45-29).

Independientemente de que estar a pocos días de empezar el preolímpico, de que era el último partido y lo más importante era evitar cualquier inoportuna lesión, y aunque el marcador se había instalado en una diferencia siempre cercana a los veinte puntos, España no dejó de producir baloncesto, no dejó de proponer situaciones brillantes para alegría de un público asturiano que disfrutó con la fluidez de un juego que había recuperado sensaciones y que le permitía cerrar la gira a lo grande como claro aspirante a convertir en realidad el sueño de estar en un Juegos Olímpicos.

Ficha técnica:

España (20+25+21+14): Leticia Romero (2), Alba Torrens (24), Anna Cruz (14), Lucila Pascua (8), Laura Gil (4) —cinco inicial—, Marta Xargay (12), Silvia Domínguez (5), Laia Palau (4), L. Rodríguez (7) y L. Quevedo.

Nueva Zelanda (17+12+20+11): Beck (5), Purcell (4), Hunter (6), Stockill, Franklin —cinco inicial—, Cocks (18), Ronney, Paalvast (6), Edmondson (2), Wallbutton (2), Davidson (7), Hardmon (10).

Pinche aquí para ver las estadísticas completas del partido.

Sin Comentarios

Dejar un comentario