Convicción por el deporte femenino
 

Estefanía Descalzo, en la primera línea de la lucha contra el coronavirus

La jugadora del Mecalia Atlético Guardés retoma su profesión de enfermera en el Hospital La Fe de Valencia para ayudar a combatir la pandemia generada por el COVID-19

Por RFEBM

Estefanía Descalzo (9/6/1990, Valencia), jugadora del Mecalia Atlético Guardés, es otra de las personas a las que se dirigen los ya tradicionales aplausos de las 20:00 horas. Enfermera de profesión, abandonó su oficio y su casa para dedicarse en exclusiva y de manera profesional al balonmano. Tras toda una vida en el Canyamelar Valencia, Descalzo puso rumbo a A Guarda a finales del curso pasado para ponerse a las órdenes de José Ignacio Prades, que ha confiado en ella plenamente dado que ha disputado todos los partidos de Liga hasta la fecha.

Sin embargo, el parón generado por la pandemia del COVID-19 ha dado un giro a su vida puesto que poco después de decretarse el Estado de Alarma, Estefanía Descalzo, a sabiendas de la imposibilidad de seguir compitiendo, se puso a disposición de los servicios sanitarios con el objetivo de ayudar a combatir desde la primera línea al coronavirus, cambiando la defensa en la pista -una de sus especialidades- con la defensa en el Hospital La Fe de su ciudad natal, Valencia.

“A día de hoy trabajo en la unidad de neumología, y aquí todos los pacientes que tenemos son portadores del COVID-19, pero son leves. En cuanto se agrava la situación, son trasladados a la UCI. Dada la situación, estos pacientes se encuentras solos en las habitaciones. Nuestros cuidados en este caso son más básicos, la esencia de nuestra profesión: les acompañamos en todo momento, les atendemos en cualquier carencia que tengan -ayudarles a comer o con la medicación-, o algo tan sencillo como acercarles a su familia a través de las videollamadas. Estamos viviendo situaciones muy duras para las que nadie está preparado, pero también hay momentos de emoción, y eso es lo que nos ayuda a seguir cada día combatiendo al virus en primera línea”, afirma Estefanía Descalzo, resaltando una de las labores más esenciales de los servicios sanitarios en esta pandemia, que ya no es sólo aplicar sus conocimientos para sanar a los contagiados, sino también suplir el cariño que no tienen de sus familiares durante el aislamiento.

Estefanía Descalzo ha formado parte de las Guerreras Junior y las Guerreras Juveniles, donde acumula 37 y 44 internacionalidades respectivamente. Además, la valenciana formó parte de la selección nacional juvenil que logró el subcampeonato de Europa de Eslovaquia en 2007, siendo premiada, a mayores, como la mejor defensora del torneo.

Sin Comentarios

Dejar un comentario