Convicción por el deporte femenino
 

La ACFF traslada su apoyo a las futbolistas ante el bloqueo de la profesionalización de la liga

La organización se alinea a favor del Levante, el Villarreal y la Real Sociedad respecto a las sanciones impuestas por la RFEF

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) emitió este sábado un comunicado anunciando que apoyará cualquier acción de reivindicación que hagan las jugadoras en las próximas jornadas por el bloqueo del proceso de profesionalización de la Liga. La ACFF lamentó la paralización del proceso de constitución de la Liga Profesional Femenina, que dura ya cinco meses desde que la competición fuera oficialmente calificada como profesional por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD), y recordó que hubo una propuesta de estatutos que contó el “apoyo muy mayoritario de 12 de los 16 clubes (mayoría que no resultaría cuestionable en ningún otro ámbito de nuestra sociedad), por lo que fue presentada formalmente ante el CSD”.

Estos son los puntos que desarrolla el comunicado:

  1. La ACFF y sus Clubes se suman y apoyarán cualquier acción de reivindicación que fuera a ser llevada a cabo por las futbolistas durante ésta y las próximas jornadas por la situación de bloqueo en la que se encuentra el proceso de constitución de la Liga Profesional Femenina, y que dura ya 5 meses desde que la competición fuera oficialmente calificada como profesional por la Comisión Directiva del CSD.
  2. A este respecto, resulta importante recordar que el motivo del bloqueo NO es la falta de acuerdo entre los Clubes, ya que dicho acuerdo SÍ ha existido. Durante el mes de julio, los 16 Clubes mantuvieron diversas reuniones para debatir los estatutos, en las que todos pudieron aportar sus propuestas y exponer y debatir los diferentes puntos de vista. De entre todas las propuestas expuestas, hubo una que contó con un apoyo muy mayoritario de 12 de los 16 Clubes (mayoría que no resultaría cuestionable en ningún otro ámbito de nuestra sociedad), por lo que fue presentada formalmente ante el CSD. Cuestión distinta es que se pretenda que dicho acuerdo sea unánime. Esto, además de no ser exigido en la legislación vigente para la constitución de una liga profesional, supone una alteración del normal funcionamiento de cualquier organización democrática, que se basa en las mayorías y no en la unanimidad.
  3. No obstante, aún a pesar de la existencia del referido acuerdo mayoritario, los 12 Clubes que presentaron la propuesta de estatutos mayoritaria, en un nuevo ejercicio de responsabilidad, y dada la importancia de desbloquear el proceso y constituir cuanto antes la Liga Profesional, están dispuestos a incorporar al texto los planteamientos de la minoría por el bien de la Liga Profesional Femenina. Entendemos que el paso dado por la mayoría de los Clubes, incorporando las posiciones del grupo minoritario, debería ser más que definitivo para avanzar en el proceso, resultando un texto que, a pesar de no contener la totalidad de aspectos defendidos por una y otra parte, sí respeta las principales sensibilidades de unos y otros. Es hora facilitar que este momento histórico pueda llevarse a término. Es hora de arrancar la Liga Profesional Femenina, recordemos, la primera liga profesional femenina de la historia del deporte español.
  4. Por último, esta Asociación quiere mostrar su más enérgico rechazo ante las sanciones sufridas por un grupo de Clubes, y muy especialmente Levante UD, Real Sociedad y Villarreal CF, en lo que es un nuevo acto de abuso y persecución ejercido por la Real Federación Española de Fútbol, una decisión absolutamente injusta, contraria a la legalidad y que supone un ataque directo sin precedentes contra el fútbol femenino, contra las futbolistas, contra los técnicos y contra los Clubes. La RFEF debe respetar la legalidad vigente y, muy especialmente, su propio Reglamento General, que prima sobre cualquier norma o base de competición. La RFEF debe asumir de una vez por todas que la Primera División de Fútbol Femenino es, desde el pasado día 15 de junio, una competición oficial de carácter profesional, y que su papel durante el proceso de constitución de la liga profesional se limita a asumir de manera provisional y limitada ciertos aspectos de gestión y coordinación de la competición. Pero, sobre todo, la RFEF debe dejar de obstaculizar el crecimiento del fútbol femenino, de aplicar una política de persecución y castigo a todo aquel o aquella que no comulgue con sus intereses, y de pisotear al fútbol femenino y a las futbolistas. Esta Asociación defenderá a las futbolistas y Clubes ante todas las instancias y depurará las responsabilidades de todos aquellos que hayan participado en este acto de abuso.

Dejar un comentario