Convicción por el deporte femenino
 

Enith y su guardia pretoriana frenan al Atlético

El Valencia resiste ante la pujanza y ocasiones rojiblancas para salvar un empate a cero

Se quedó huérfano de goles el partido entre el Valencia y el Atlético de Madrid, pero no fue porque el encuentro no tuviera rango; lo tuvo, y mucho. Fue negociado duro para el conjunto blanquinegro, en el que entendió que fue día de anudarse el pañuelo a la cabeza, de ser solidario en defensa, trabajar mucho y poner empeño en ello y saber sufrir. El Atlético aceleró de inicio, pero es que mantuvo una intensidad, ímpetu ofensivo y verticalidad hasta el final. Ludmila, Duggan, Castellanos,… acumularon ocasiones en cuantía, pero el trabajo defensivo valencianista, además con una Enith Salón mayúscula entre palos, sirvió para contrarrestar el empuje atlético, cerrándose la historia con un empate a cero en el Estadio Antonio Puchades. Punto con sabor dulce para el Valencia, pues corta la racha negativa de derrotas e insufla confianza tras hacerlo ante un rival potente de cara al tramo final de la temporada.

Acostumbrado el Atlético de Madrid a presionar y afilar ataques incisivos especialmente con la referencia de Ludmila, el Valencia se posicionó bien con dos líneas de cuatro y dos atacantes -actuando Candela como enganche- buscando minimizar espacios y procurar cerrar bien filas cerca de Enith Salón. Bien dibujado ese 1-4-4-2, trabajando bien defensivamente, logró el conjunto blanquinegro, al menos, no verse asfixiado por la presión madrileña. Lógicamente, en los primeros minutos ya se dieron llegadas con sustancia del Atlético buscando a Ludmila, Duggan o Deyna Castellanos. Pero en suma el Valencia estuvo serio e intenso en defensa y bien en las vigilancias.

La cosa es que el Atlético, en efecto, tuvo el control ofensivo del partido durante toda la primera parte, si bien el Valencia, que tuvo una primera buena ocasión de Candela, buscó salir en transición defensa-ataque, aunque con escasa sustancia y opción de subrayar peligro sobre la portería de Peyraud-Magnin. Lo potable lo generó el Atlético con intensidad y verticalidad, siempre con Ludmila como referencia. Sin embargo, el Valencia supo defenderse bien en muchas fases y en aquellas que el conjunto colchonero encontró opción de tiro se topó con una notable Enith Salón entre palos. En el minuto 36, tuvo su mejor ocasión del primer periodo con un chut final de Duggan, que se fue fuera por poco.

Con todo, el Valencia logró salvar el primer tiempo ante un Atlético pujante sin que se registraran goles por parte de unas u otras. 

Reanudado el fútbol tras el receso, el equipo madrileño aceleró aún más y salió decidido a meter a las locales no solo en su sector del campo, sino en su área. Perseverancia, control, intensidad y un rasgo incisivo notable se fue conjugando en ocasiones rojiblancas frente a las que el Valencia se tuvo que apretar el cinturón, y más aún los dientes, para responder al peligro continuo del Atlético, que formuló oportunidades de todos los estilos, pero que se siguieron encontrando con una gran actuación de Enith Salón, además del trabajo solidario en defensa blanquinegro.

El Valencia llegó a dar forma a dos salidas rápidas con las mismas protagonistas, Asun Martínez y Candela Andújar, pero la gestión de la elección en los últimos metros en dos contra dos no fue el adecuado, salvando bien el peligro. A los puntos, como se diría en boxeo, el partido era del Atlético de Madrid claramente. Pero alcanzado el paso del umbral del último cuarto de hora, con aluvión de llegadas visitantes con Ludmila, Duggan, Castellanos o Ajara, a la que Sánchez Vera dio la vez, no cambiaban el resultado. El 0-0 se mantenía y el negociado seguía abierto.

El Valencia dio forma a algunas contras en los minutos finales, aunque no acabó tener la precisión y la capacidad de elección adecuada para golpear con claridad sobre la portería del Atlético, que acabó teniendo ocasiones de mucho peligro hasta el último segundo, donde volvió a aparecer Enith Salón y la retaguardia grupal valencianista para salvar a la postre un empate sin goles, pero en un partido de peso.

Ficha tecnica:

Valencia CF: Enith Salón; Kerlly, Pujadas, María Jiménez (Cubedo, m.74), Esther; Torrodà, Carro; Salmi (Carla Bautista, m.74), Asun; Candela Andújar y Jansen (Paula Guerrero, m.89).

Atlético de Madrid: Peyraud-Magnin; Kazadi (Knaak, m.90), Strom, Tounkara, Van Dongen; Meseguer (Claudia, m.81), Santos, Amanda (Ajara, m.66); Ludmila, Duggan (Ajibade, m.90), Castellanos.

Árbitra: Martínez Madrona (Comité murciano). Amonestó a María Jiménez, Cubedo por el Valencia, y a Van Dongen por el Atlético.

Incidencias: Estadio Antonio Puchades (CD Valencia CF). Jornada 24 de la Primera División Femenina de fútbol.

Foto: LALIGA

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario