Convicción por el deporte femenino
 

Las junior se quedan sin bronce mundial en los shoot outs

La selección española de hockey hierba femenino empata a uno ante Australia, pero se queda sin medalla en la tanda de shoot outs

Cerquísima estuvo la medalla de bronce del campeonato del Mundo junior de Santiago de Chile. La selección de hockey hierba femenino compitió al máximo y completó el partido por el tercer y cuarto puesto contra Australia con un empate a uno. Ya había sido un logro histórico en la categoría sub’21 el acceder a las primeras semifinales mundiales. España nunca antes había alcanzado tal ronda. Premio al trabajo bien del combinado de Adrian Lock y su equipo técnico. Lógicamente, alcanzado ese hito, por qué no ir a más. Las puertas de la final las cerró Holanda, una superpotencia del hockey hierba. Pero quedaron las opciones de medalla. Y las españolas compitieron bien por la presea con la selección oceánica. Y del empate, el negociado se fue a lo incierto de los shoot outs. Y ahí, desgraciadamente, acabó el sueño del bronce, pero en todo caso quedó más que subrayada la valía y el futuro del grupo español.

España no se guardó nada en la final de consolación. Se vació. No fue por no intentarlo, pues desde el pitido inicial no especuló lo más mínimo. El equipo de Adrian Lock cargó el juego por la parte izquierda de su ataque. Las bolas que recibía la olímpica Begoña García generaban acciones en positivo y la movilidad de Marta Segú descolocaba a la defensa australiana.

De una de esas acciones, llegó la jugada que acabo en penalti córner. El lanzamiento de Flor Amundson perforó la portería rival para poner a España por delante (1-0, min.6). Las junior lograron lo más difícil, marcar primero en un partido de lucha por medallas mundiales. Australia procuró estirar líneas y generó su primera aproximación peligrosa. Ana Calvo despejó de su área con certeza.

La respuesta de la selección española fue dormir el partido a base de circular la bola con mucho sentido. Pero Australia dio un paso adelante, subiendo líneas y presionando muy arriba. Sin embargo, en una contra Bego García estuvo a punto de ampliar la renta. No fue así. Y hubo réplica australiana. Laura Gray empató con un disparo a la escuadra (1-1, min.28).

Del 2-1 a la tanda definitiva

Reanudado el partido tras el descanso, ambos equipos retornaron con la ambición de tomar ventaja. Tentó la suerte primero Australia; y respondió España. Sin embargo, las defensas pudieron con los ataques. Las oceánicas fueron ganando metros gracias a un mejor tono físico, pero la zaga española, encabezada por Ana Calvo, mantuvo las grandes prestaciones demostradas durante el torneo. Un penalti a menos de treinta segundos para la conclusión, mal ejecutado por las españolas, bien pudo cambiar el futuro del encuentro.

No hubo más goles y el tiempo reglamentario se cerró con empate. La medalla la decidirían los shoot outs. Una tanda en la que se puso Australia con dos goles de ventaja. Begoña García recortó la diferencia. Y una parada de Ana Calvo dio la posibilidad del empate. Pero no hubo el acierto necesario para lograrlo, mientras las oceánicas no erraron para colgarse la medalla de bronce ante una gran España.

Dejar un comentario