Convicción por el deporte femenino
 

Paula Ruiz firmó la decimosexta plaza en la final olímpica de aguas abiertas de los 10 Km

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | AGUAS ABIERTAS – 10KM

RFEN: La nadadora malagueña Paula Ruiz firmó la decimosexta plaza en la final olímpica de aguas abiertas de los 10 kilómetros femeninos. Una carrera disputada en el Parque Marino de Odaiba, en la bahía de Tokio, con la temperatura del agua a casi 30 grados. Ganó la que más lo buscó, la brasileña Ana Marcela Cunha, que era quíntuple campeona mundial, pero nunca había tenido una medalla olímpica. Segunda fue la ¡más lista de la clase’, Sharon van Rouwendaal (HOL), remontando desde muy atrás para imponerse en el sprint a una gran Karrena Lee (AUS).

Era muy difícil nadar siquiera en el tren de cabeza en el Parque Marino de Odaiba. Y lo era porque el ritmo cabecero fue frenético desde el inicio con la brasileña Ana Marcela Cunha, la estadounidense Ashley Twichell y la alemana Leonie Beck. Paula Ruiz aguantó dos vueltas pero dio la impresión de que no estaba cómoda y bajó varios puestos. Concretamente hasta el 16º en el ecuador del 5.000 a 21 segundos de la cabeza.

En la segunda parte de la carrera, vino la mayor dificultad y, claro, la española ya quedaba muy lejos de la cabeza n el 7.000 y, lo que es peor, en tierra de nadie. Pero la malagueña entrenada por Xavi Casademont sacó la casta y tenía claro que debía terminar en la mejor posición posible. Así fue. Le tocó un sprint con la impronunciable Kirpichnikova (ROC) y lo perdió por una centésima, pero demostró su raza y su amor propio acabando una prueba muy compleja en todas sus variables.

Foto: COE

Sin Comentarios

Dejar un comentario