Convicción por el deporte femenino
 

Las Guerreras se topan con Biro y se frustra la remontada

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | BALONMANO | HUNGRÍA 29-25 ESPAÑA

La esperanza de España la mantuvieron las paradas de sus porteras, Silvia Navarro, en la primera parte, y Merche Castellanos, en la segunda, para buscar la remontada en un partido en el que incurrió el combinado español en excesivas pérdidas en ataque y momentos de atasco ofensivo y defensivo. Pero, en todo caso, Hungría, disputó un partido serio, solo con un corte en su anotación durante nueve minutos del segundo tiempo, que le permitió imponerse. La clave también estuvo en la portería magiar. Blanka Biro apareció en los momentos en los que las Guerras rozaron la remontada, pero la guardameta selló su marco para asegurar la victoria (29-25) ante las españolas en la cuarta jornada de la fase preliminar de grupos (B) de balonmano en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Justo gozaba de una buena dinámica España cuando se alcanzó el descanso. En los minutos previos, se habían ajustado la defensa y se había rearmado el ataque. Pero lo que siempre estuvo fue la inmensa Silvia Navarro entre palos. Así fue porque las Guerreras protagonizaron una primera parte errática, con un exceso de pérdidas y de fallos en la elección de pase o de lanzamiento, según fue el caso, en su bloque ofensivo, y pasaron un primer cuarto de hora de juego poco consistentes en el bloque defensivo. Y Hungría, que no faltó en todo caso a su juego, sin alardes, incluso sin que Noemi Hafra apareciese especialmente hasta bien avanzado el primer tiempo, pero con Greta Marton (5) y Petra Vamos (4) acumulando nueve goles sacó del encuentro a las españolas, a las que les costó encontrar el pulso al negociado con las magiares.

Ya empezaron con un parcial de 3-1. Con un un más cuatro, Viver pidió tiempo muerto a los seis minutos, porque la cosa se les escurría de las manos. Aún así, las húngaras aceleraron y completaron los diez primeros minutos con un 7-2. Desajustes en defensa y errores en pérdidas y concesiones cuando hubo superioridad fueron marcando los minutos, si bien Silvia Navarro con sus intervenciones entre palos logró que la cosa no se extendiera hasta un marcador más abultado. Hungría mandaba. España, progresivamente, fue entrando. Gestionaba la renta el equipo de Gabor Elek, pero aparecían brotes verdes en la selección española. Superados los veinte minutos fue cuando fue enderezando el juego España, que mejoraba en defensa y en ataque, que mantenía el factor de la portera valenciana y se alcanzó el descanso con un 14-11 para Hungría.

Lo primero que escucharon las Guerreras en la reanudación fue el impacto del balón con el poste tras un lanzamiento de Mireya González. Lo siguiente fue celebrar otra parada de Silvia Navarro. Y la continuidad dio para un tanto de Lara González. Empezaron firmes. Defendió bien España y replicó con un tanto de Marta López. Kisfaludy recuperó el más dos para las magiares, pero por lo pronto la historia ya era otra y más parecía una continuidad de la buena dinámica con la que acabó el primer tiempo, aunque todavía quedaba por minimizar la estadística de pérdidas.

Pero no iba a ser fácil restar. De hecho, las húngaras dieron forma a un parcial de 4-0 para el 18-14 (m.36). Había recuperado su mejor versión el combinado magiar mientras el español volvía a caer en los mismos errores de los peores momentos de la primera parte, topándose además con Blanka Biro. Con un tanto de Reka Bordas, Hungría se fue a un más siete (23-16) y Carlos Viver se vio obligado a parar el partido ante la precipitación y imprecisión de los ataques de su equipo, pero también la facilidad para encajar. Se reanudó el partido con dos goles consecutivos de Jennifer Gutiérrez restar la diferencia a cinco goles. Con una anotación de Lara González, España dio forma a un parcial intermedio de 0-3 y fue el seleccionador húngaro el que pidió tiempo muerto (23-19, m.44).

Se metió también Merche Castellanos en la estadística de paradas de las porteras españolas con buenos números. Y con dos dianas más España restó a solo dos goles la diferencia (23-21, m.49). Hungría volvió a marcar después de nueve minutos sin conseguir la portería española. Pero replicaron Carmen Martín y Ainhoa Hernández para ponerse a un gol (24-23, m.52). Las paradas de Biro y las dianas de Hafra y Kisfaludy permitieron a las magiares recuperar un más cuatro. Viver pidió tiempo muerto. Había remado mucho España como para morir en la orilla. Las Guerreras se toparon con un buen final de Hungría, que armó un parcial de 5-1 y que se sostuvo en la portera Blanka Biro para ganar 29-25.

Ficha técnica:

Hungría (14+15): Melinda Szikora (p), Blanka Biro (p); Szandra Szollosi-Zacsik (2), Nadine Schatzl, Anett Kisfaludy (2), Greta Marton (5), Petra Vamos (6), Katrin Gitta Klujber (6), Noemi Hafra (3), Reka Bordas, (2) Viktoria Lukacs (1), Fanny Helembai, Zsuzssana Tomori (2), Nikoletta Kiss.

España (11+14): Silvia Navarro (p), Merche Castellano (p); Marta López (3), Carmen Martín (5), Eli Cesáreo (3), Jennifer Gutiérrez (5), Nerea Pena (2), Lara González (4), Sole López, Ali Fernández, Almudena Rodríguez (2), Ainhoa Hernández (1), Shandy Barbosa, Mireya González.

Goles cada cinco minutos: 3-1, 7-2, 8-4, 9-6, 11-7, 14-11 (descanso), 16-14, 21-16, 23-20, 23-21, 27-23, 29-25.

Árbitros: Ricardo Fonseca (POR), Duarte Santos (POR). Excluyeron a Szollosi-Zacsik, Vamos, Hafra y Kiss (2) por Hungría, y a Lara González y Ainhoa Hernández por España.

Incidencias: Estadio Nacional de Yoyogi. Cuarta jornada de la fase preliminar grupo B femenino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Foto: IHF

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario