Convicción por el deporte femenino
 

Carlota Ciganda y Azahara Muñoz cierran Tokio 2020 alejadas de las medallas

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | GOLF

RFEGolf: El golf bajó el telón en Tokio 2020, sus segundos Juegos Olímpicos en este siglo, con una emocionante ronda final de la prueba femenina de la que salió ganadora, no sin sufrir, la gran favorita, la estadounidense Nelly Korda. Carlota Ciganda, en el puesto 29 con -4, y Azahara Muñoz, en el 50 con +6, comenzaron de forma sobresaliente la prueba, pero un batacazo en la segunda jornada les hizo perder las opciones de medalla.

En esta cuarta ronda en Kasumigaseki Country Club, Saitama, ambas golfistas han seguido con la dinámica de la tercera: Carlota Ciganda, que ha firmado tres tarjetas bajo par, jugando bien de tee a green pero sin acierto con el putt, y Azahara Muñoz a la búsqueda de buenas sensaciones con el drive. Hoy ha jugado mejor, pero los putts no han entrado.

La golfista navarra ha invertido 69 golpes (-2) en estos últimos dieciocho hoyos. Esta vez sí ha podido llevar el control de su vuelta casi totalmente, sin los vaivenes del jueves, y se ha despedido con el buen sabor de boca que dejan tres birdies en los últimos hoyos. No ha sido suficiente para ganar posiciones e igualar la vigésimo primera plaza de los Juegos de Río, pero sirve para cerrar la semana con sonrisa.

“He jugado bastante mejor hoy; de hecho ha sido el mejor de los cuatro días de tee a green. Ha sido una pena no haber hecho algún birdie más. Los bogeys han sido dos tripateos, una lástima. Me hubiera gustado acabar con una buena vuelta para subir puestos”, contaba Carlota Ciganda al término del día, cuando la lluvia comenzaba a arreciar sobre Kasumigaseki.

“De estos juegos me llevo una experiencia increíble, me gusta mucho representar a España. Ojalá pueda estar dentro de tres años en París luchando por una medalla”, concluía la golfista de Ulzama.

Semana de más a menos para Azahara Muñoz

Llegaban estos Juegos Olímpicos en buen momento para Azahara Muñoz, con muchas ganas de hacer una semana completa sólida. Se veía con un juego ordenado que hacía presagiar algo bueno. Pero el golf es caprichoso, y a veces las cosas no salen cuando más se trabajan. La andaluza se ha despedido de Japón con sensaciones encontradas.

En esta ronda final su juego ha sido mejor desde el tee, posición desde la que ha sufrido toda la semana, pero el putt no ha funcionado. Así, los birdies se han ido escapando y con ellos la opción de volver a jugar bajo par, como ya hiciese, y brillantemente, en la jornada inaugural. 72 golpes hoy, uno sobre par.

Dos birdies en el día -tres en los últimos 54 hoyos- que tampoco han servido para igualar el resultado de hace cinco en Tokio.

“Hoy ha sido un poco más de lo mismo, no me han entrado los putts y he tenido que ir remando todo el día. Así es muy difícil. Sinceramente no me llevo gran cosa de estos Juegos; el primer día jugué muy bien, pero a partir de ahí no han salido bien las cosas, y es una pena porque venía haciendo buenos entrenamientos y tenía muchas ganas de jugar aquí. Ahora hay que aprender de por qué las cosas no han salido”, se sinceraba la andaluza.

Foto: RFEGOLF

Sin Comentarios

Dejar un comentario