Convicción por el deporte femenino

JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020 | PIRAGÜISMO | FINAL ESLALON C1

La catalana Nuria Vilarrubla logró este jueves Diploma Olímpico en Tokio 2020 al obtener el octavo puesto en la final de eslalon en C1 femenino, cuya prueba forma parte del programa olímpico por primera vez en la historia. A la espera el viernes del cierre de la especialidad de eslalon, con David Llorente en la semifinal de K1, el piragüismo español suma una medalla de plata -Maialen Chourraut en K1-, y dos diplomas -Ander Elosegi y Nùria Vilarrubla, ambos en C1-.

La española lleva asociado su nombre a la historia del eslalon, ella nació en 1992 en la Seu d’Urgell (Lleida), la sede que en los JJOO de Barcelona 92 se convirtió en el primer reciento en acoger las pruebas de eslalon en su incorporación al programa olímpico.

Ahora en 2021, 29 años después, en su debut en la competición olímpica, Vilarrubla, subcampeona mundial en C1 por equipos en 2019, ha firmado la octava plaza en la final de C1 con un tiempo de 127.33 segundos, con 4 de penalización cometidos en las puertas 12 y 21. Accedió a la final tras terminar octava en la semifinal con un crono del 119.99, con 2 de sanción por un toque en la puerta 15.

La palista del club Cadí hace una lectura “claramente positiva”, que le deja “un regusto un poco agridulce”. “He perdido la línea, me ha costado y he estado luchando hasta el final”, dijo la ilerdense, que recuerda la bajada: “Me sentía bien desde el principio, fluyendo; después ha habido un momento en el que he perdido la línea, me ha costado volver a cogerla y luego ya un final muy luchado. Es balance es positivo”.

“Después de haber visto competir antes a Maialen y a Ander; tenerles aquí en sus cuartos JJOO, disfrutar del diploma de Ander y de la medalla de Maialen, ha sido inspirador”, agregó Vilarrubla, “feliz” por formar parte de la primera final de la historia olímpica del C1 femenino.

Sobre el proceso de selección vivido junto a la vasca Klara Olazabal para determinar cuál de ellas sería la representante española en Tokio, marcado por los recíprocos elogios entre ambas, sostuvo: “Nos ha hecho crecer a las dos y también al resto de gente que lo ha visto. Todos queremos estar en las citas olímpicas, para las que es duro el proceso previo y a las que solo una pueda acudir. Sé que Klara ha estado siguiendo los Juegos y espero que lo haya podido disfrutar. Parte de esto también es suyo y lo sabe; deseo que en algún momento ella pueda estar en los JJOO”.

Vilarrubla es consciente de la intensidad y la emoción con la que su localidad natal, la Seu d’Urgell, vive actual la cita olímpica, 29 años después de que el canal del Parc del Segre acogiera las primera competición olímpica de eslalon con motivo de los JJOO de Barcelona 92.

“Es bonito saber que detrás hay toda esta gente”, dijoo en referencia al seguimiento: “Seguro que están muy contentos. Aquí competimos dos palistas del Cadí, Mónica Doria por Andorra, que se ha quedado a las puertas de la final en la que también merecía estar. Espero que lo hayan disfrutado aunque seguro que también sufrido”.

La australiana Jessica Fox, medalla de bronce en K1, se proclamó campeona olímpica de C1, su primer oro en JJOO tras ser segunda en Londres y tercera en Río en K1, palmarés al que une 15 medallas mundiales.

Sin Comentarios

Dejar un comentario