Convicción por el deporte femenino
 

La nadadora Ariadna Edo certifica la mínima B para los Juegos Paralímpicos

CPE: A falta de cinco meses para la gran cita japonesa, los deportistas con discapacidad españoles buscan en cada competición acercarse un poco más a los Juegos Paralímpicos. Los últimos en hacerlo han sido la nadadora Ariadna Edo y el lanzador Álvaro del Amo, ambos con discapacidad visual, que certificaron sendas marcas mínimas B.

Durante el campeonato de España de Natación por Comunidades Autónomas, la castellonense Ariadna Edo, que nadaba en casa, logró un tiempo de 4’48”30 en los 400 metros libre S13. De esta forma, mejora los 4’49”24 establecidos como marca mínima B por el Comité Paralímpico Español y las Federaciones Españolas de deportes de personas con discapacidad.

Con este resultado, la deportista de 22 años puede optar al cupo de plazas asignado a España que no se complete con mínimas A. Para garantizar su presencia en Tokio y poder revalidar el bronce obtenido en Río 2016, deberá nadar por debajo de los 4’29”17 antes del 14 de junio.

Por el momento, sólo cinco nadadores españoles han logrado la mínima A. Tres de ellos tienen discapacidad física –Teresa Perales (S5), Toni Ponce (S5) e Íñigo Llopis (S8)-, una con parálisis cerebral –Marta Fernández (S5)- y otra con discapacidad intelectual –Michelle Alonso (S14)-. Con mínima B figuran otros diez. María Delgado (S12) y Ariadna Edo (S13) son las únicas con discapacidad visual y el resto tienen discapacidad física: Miguel Ángel Martínez (S3), Luis Huerta (S5), Nahia Zudaire (S8), Óscar Salguero (S8), Sarai Gascón (S9), Nuria Marqués (S9), Jacobo Garrido (S9) y José Antonio Marí (S9).

Por otro lado, el atleta madrileño Álvaro del Amo se acercó a su debut paralímpico al conseguir la mínima B en peso F11 durante el Con trol Absoluto organizado por la Federación Española de Deportes para Ciegos en Gandía (Valencia). El madrileño realizó un mejor lanzamiento de 11,86 metros y superó los 11,53 exigidos. La mínima A que aseguraría su presencia en Tokio está fijada en 13,01. El lanzador ciego de 31 años debutó en competición internacional durante el Mundial de Dubái 2019, donde acabó séptimo en lanzamiento de peso (12,34 m.) y undécimo en disco.

Por el momento, son ocho los atletas con plaza segura en Tokio: los maratonianos Alberto Suárez (T12) y Gustavo Nieves (T12), los velocistas Adiaratou Iglesias (T12) y Gerard Descarrega (T11), los lanzadores Kim López (F12) y Héctor Cabrera (F12), el mediofondista Yassine Ouhdadi (T13) y el saltador Iván Cano (T13). Todos ellos tienen discapacidad visual.

Y otros seis han acreditado la mínima B: la maratoniana Mari Carmen Paredes (T12), el saltador Xavi Porras (T11), el lanzador Álvaro del Amo (F11) y la mediofondista y triatleta Susana Rodríguez (T11), todos ellos con discapacidad visual; la saltadora Desirée Vila (T63), que tiene discapacidad física, y la lanzadora Miriam Martínez (F36), con daño cerebral. El plazo para acreditar estas marcas también concluye el 14 de junio.

Sin Comentarios

Dejar un comentario