Convicción por el deporte femenino
 

Mireia Belmonte y Jessica Vall sellan su billete para los Juegos de Tokio en Castellón

Marina García y Jimena Pérez certifican la mínima, que tendrán que refrendar en abril en el Open

Por Rodrigo Gil-Sabio / Fotos: Iván Terrón (RFEN)

El Trofeo Internacional Castalia Castellón (TICC 2020) de natación completó su primera jornada con varias mínimas olímpicas y una ciudad y sus instituciones volcadas en el éxito organizativo, deportivo y de seguridad del evento. Carrerón en los 200 braza con Jessica Vall y Marina García, dos nadadoras de nivel olímpico que cumplieron con creces ya que rebajaron la mínima A solicitada en los 200 braza pero solo había una plaza, y fue para Jessica con 2.24.62, por los 2.25.04 de Marina. Además, Hugo González -por una centésima- plaza olímpica en los 100 espalda con un 53.84 en un final de suspense. Y el 1.500 libre, con una Mireia Belmonte se impuso ante una combativa Jimena Pérez. Son los cuartos cuartos Juegos Olímpicos para Belmonte.

Final de nivel olímpico en los 200 braza con dos nadadoras que siguen marcando época en España en este estilo. Dominó la prueba Marina García pero Jessica Valls fue progresando y en un último 50 espectacular se llevó la plaza olímpica bajando de 2.25 en años de pandemia. La lástima es que solo había una plaza porque Marina García también rebajó la mínima FINA A.

Jessica Vall
Jessica Vall sella su billete para los Juegos de Tokio en Castellón. Foto: Jordi Ferrón/RFEN

Mireia Belmonte también logró la plaza olímpica. Se reservó en los 1.500 libre de la final de la tarde para encontrar su momento en la última prueba del día -con una mínima más abierta-, y que empezó lanzando la prueba Jimena Pérez con un gran primer 400, aunque sin quitarle ojo Belmonte. En el 800 la campeona olímpica estaba cuatro segundos por debajo, pero en el 1.300 eran solo dos décimas. Y en el último 200 consumó su estrategia y su billete olímpico con 16.05.02 y Jimena también mínima con 16.08.70 (la FINA A era la lejana 16.32.04), aunque deberá refrendarla en el Open. Dos muy buenas marcas, de hecho, Mireia no esperaba hacer tan buen tiempo aquí en Castellón.

No lograron su objetivo, pero se quedaron cerca, nadadores que a buen seguro va a ir al Open, en primavera, a por todas. Joanllu Pons fue el peor parado ya que en la mañana había rebajado la mínima de los 400 estilos, pero algo le faltó por la tarde y no pudo encontrar el camino olímpico por 8 centésimas. Está en la senda, al igual que Marina y Jimena, y que otros como César Castro (200L), África Zamorano (100E), Cata Corró (200Ei) o Raúl Santiago (800L) que seguirán teniendo deberes olímpicos, ya que los 50 libre (Lidón Muñoz / Juan F. Segura) son siempre de incierto pronóstico y dificultad en cuanto a mínimas como como demostraron en la sesión vespertina.

Sin Comentarios

Dejar un comentario