Convicción por el deporte femenino
 

Rus, Trevisan, Errani, Bolsova o Pigossi, candidatas al título en la V edición del ‘Open Ciudad de Valencia’

TENIS | OPEN CIUDAD DE VALENCIA ITF PRO 80.000$

La tenista holandesa Arantxa Rus o la italiana Martina Trevisan, ambas formando parte del actual ‘top 100’ del ranking, la también italiana Sara Errani, ex número 5 mundial y finalista del torneo femenino de Roland Garros en su edición de 2011, la española, aunque nacida en Chisináu, Moldavia, Aliona Bolsova Zadoinov, la guipuzcoana de Idiazábal Ane Mintegi del Olmo, ganadora del torneo de Wimbledon en categoría Junior, o la brasileña Laura Pigossi, reciente medalla de bronce, en la modalidad de dobles, en Tokio 2020, son algunas de los inscritas más significativas, a priori, dentro de la nómina de participantes en la V edición del ‘Open Ciudad de Valencia’, de categoría ITF Pro 80.000$, que se inicia, en las instalaciones del Club de Tenis Valencia, este fin de semana. Y en esa nómina deberían de estar las principales favoritas para hacerse finalmente con el ansiado trofeo.

Junto a ellas, estará también un buen elenco de interesantes promesas, algunas ya en plena consagración, que accederán a la imprescindible cita del ‘Open Ciudad de Valencia’ merced a las ‘wild cards’ otorgadas por la organización del evento. Este es el caso de la valenciana de Xátiva Ángela Fita Boluda, la venezolana Andrea Gámiz, la suiza Rebeka Marasova o la pontevedresa, de Villagarcía, Jessica Bouzas Maneiro.

Todas y cada una de ellas pondrán todo de su parte para ganarse la opción a suceder a la moscovita Varvara Andréyevna Gracheva, jugadora de un tenis completo, agresivo y vivaz que conquistó la cuarta edición del torneo organizado por el Club de Tenis Valencia, la última que se disputó antes de la suspensión del pasado año por culpa de la pandemia.

La tenista rusa sucedía a su vez en el cuadro de honor del torneo a las campeonas Jasmine Paolini, la italiana fue la ganadora en 2016, la rumana Irina Bara, que lo logró en 2017, y la española, aunque nacida en Nueva York, Paula Badosa Gibert, que lo hizo en 2018.

De regreso a la última final disputada, la del año 2019, cabe recordar que fue un choque que hubo de necesitar hasta tres sets para definirse: la alemana Tamara Korpatsch se impuso en el primero, replicó luego Gracheva y la rusa, una de las grandes sensaciones durante el torneo, cerró el partido con un ‘rosco’ (3-6, 6-2 y 6-0) para alzarse con el título de campeona en Valencia.

Hablando del propio trofeo en sí, el del ‘Open Ciudad de Valencia’ que premia a la ganadora es una obra de la firma valenciana Lladró, empresa especializada en las figuras y productos de porcelana, que se diseñó al efecto ya en el año 2016, con motivo de la primera edición, y que se trata de la escultura de una tenista en acción y con acabado en blanco.

Dejar un comentario