Convicción por el deporte femenino
 

Miriam Casillas, entre el triatlón y la Medicina

Fue la última en lograrlo, pero su plaza convirtió a España en una de las cuatro naciones con pleno de tres mujeres y tres hombres en la competición de triatlón en los Juegos de Río, honor que comparte con las otras potencias mundiales del «tres en uno»: Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña.

Miriam Casillas se hinchó a nadar, pedalear y correr para lograr su sueño deportivo, al tiempo que acababa la carrera de Medicina. «Este año me coincidió con las cuatro asignaturas de sexto curso, que las saqué; y acabé la carrera. Lo que aparté, a partir de la prueba del Mundial de Gold Coast (Australia, en abril), fueron las prácticas. Tengo que recuperar tres meses aún», explicó a la triatleta extremeña.

La doctora pacense, que el 25 de junio cumplió 24 años, fue la última del sexteto español en conseguir, en mayo, la clasificación olímpica, pero puede presumir de haberla logrado antes que su novio, Paco Hernández, que, al igual que ella, debutará en unos Juegos. El granadino Hernández capitanea el equipo de rugby a 7, que obtuvo su clasificación a mediados de junio, tras un épico triunfo ante Samoa (22-19) en el preolímpico de Mónaco.

«La verdad es que el último año y medio fue muy intenso y en los últimos tres meses antes del cierre del ciclo de clasificación olímpica (en mayo) hice ocho competiciones. Sólo podía fallar en una y, para colmo, fallé en la primera. Hice la 36. A partir de ahí, todo salió de libro», explicó Casillas, que junto a la vasca Ainhoa Murúa y la catalana Carolina Routier representará a España en Río.

Casillas participa en la prueba de triatlón femenino junto a Ainhoa Murúa y Carolina Routier

Adonde llegará tras convivir con muchos libros, al tiempo que lograba la ansiada clasificación olímpica. Miriam no mató dos pájaros de un tiro: eliminó dos águilas imperiales. «Creo que los Juegos serán una experiencia que no voy a olvidar nunca. Y espero disfrutar mucho», comentó la triatleta.

«En lo que se refiere a la prueba, no me atrevo a decir qué puesto en concreto me dejaría satisfecha, pero ojalá esté delante nadando y en bici en un circuito que es duro», indicó, al tiempo que detalló que «será una prueba dura, pero las pruebas duras me gustan. Se nada en mar abierto y eso quiere decir que puede haber olas. No sabes qué día va a salir. Y tienes que estar preparada para cualquier cosa».

Clasificación dura

Lo que sí que está claro es que en Río coincidirá con su pareja, el capitán del «VII del León». La de Miriam y Paco no será la única pareja de deportistas en los Juegos. En la delegación española destaca la que integran el piragüista asturiano Javier Hernánz y la nadadora catalana Mireia Belmonte, gran triunfadora en los Juegos de Londres. Y en el equipo de triatlón, la de Routier y el mallorquín Mario Mola, líder del Mundial y candidato a medalla en Brasil. O los judokas Sugoi Uriarte y Laura Gómez.

«No nos conocimos por nada relacionado con el deporte. Él estaba en el colegio mayor de al lado», comenta Casillas acerca de cómo coincidió con Hernández, cuyo compañero de selección guipuzcoano Ignacio Martín —autor del ‘ensayo del milagro’, en el último segundo, contra Samoa— lleva dos años casado con la saltadora de longitud de origen nigeriano Juliet Itoya, que también representará a España en Río. En la prueba de longitud femenina también participan Concha Montaner, que acude a sus cuartos Juegos Olímpicos, y Mar Jover.

«A principios de año, nuestras dos clasificaciones olímpicas parecían imposibles. Pero muy al final, lo hemos conseguido»

«Ahora de rugby ya entiendo algo, aunque sigo sin saber algunas cosas, porque son deportes muy distintos. El nuestro es individual; el de ellos, de equipo. Pero está bien, porque así yo veo cosas desde otra perspectiva. Y él, al revés», comentó a Efe Casillas, que verá a su novio competir «por la tele. Ellos juegan el 9, el 10 y el 11. Y nosotras viajamos a Brasil el 15».

«Luego será él el que se quede en Río y me verá competir a mí. Él e Ignacio Martín tienen previsto quedarse unos días allí», explicó.

«Por supuesto que estoy muy ilusionada con ir a unos Juegos. Recuerdo que los primeros años que pasé en la Blume, Río era para mí algo muy lejano. Tuve la oportunidad de ir a competir a Abu Dabi (primera prueba del Mundial) en 2015. Y a partir de ahí me planteé hacer el ciclo olímpico y luchar por clasificarme», comentó la triatleta de Badajoz.

 

Texto: Adrian R. Huber/EFE. Foto: Foto: Delly Carr/ITU Media
Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario