Convicción por el deporte femenino
 

ANÁLISIS| La vela olímpica apuesta por las mujeres

En París 2024 competirán el mismo número de hombres que de mujeres

 

Por Pedro Sardina: La World Sailing (Federación Internacional de Vela) ha desvelado sus planes de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024. Unos planes que revolucionan la vela mundial, restando protagonismo a los hombres e incrementando el de las mujeres con la incorporación de varias clases mixtas. Desaparece el Finn (masculino) y los 470 (masculinos y femeninos).

La composición de las clases olímpicas va a quedar de la siguiente manera. Continúan las clases individuales como las tablas RS:X masculina y femenina y los Láser masculinos y los Radial femenino; los barcos Skiff de la clase 49er masculino y 49erFX femenino y el multicasco mixto Nacra 17. Se añaden como clases nuevas el Kiteboard mixto, es decir una sola competición para todos sin diferencia de género; otro barco mixto para dos tripulantes, que aún no se ha definido y un Keelboat mixto para dos tripulantes para hacer regatas offshore.

Todo este enjambre se ha realizado para lograr la paridad que está exigiendo el Comité Olímpico Internacional de que haya los mismos eventos masculino y femeninos o que los equipos estén formados por un hombre y una mujer. La World Sailing ha aprovechado estos cambios para venderse al mejor postor en cuanto a la elección de los modelos de los barcos, por eso hay aún dos modelos sin definir a la espera de que las fábricas hagan su propuesta económica.

Las mujeres salen muy beneficiadas en esta nueva normativa. Ahora habrá que ver las reglas que ponen en cuanto a pesos máximos y mínimos y a quién podrá patronear los barcos, si los hombres, las mujeres o indistintamente. De momento, la única clase mixta que existe, el Nacra 17, está concebida para que se patronee indistintamente, aunque no se pueden hacer cambios en plena competición.

Sin Comentarios

Dejar un comentario