Azahara Muñoz se coloca a cinco golpes de la cabeza

La malagueña fue de menos a más en la segunda jornada de golf y Carlota Ciganda firmó una tarjeta de 72 (+1)

La surcoreana Park Inbee firmó este jueves su segundo 66 (5 bajo par) consecutivo para liderar en solitario el torneo femenino de golf de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en una segunda jornada en la que la malagueña Azahara Muñoz está a cinco impactos de la cabeza y la pamplonesa Carlota Ciganda, a siete.

Park, exnúmero uno del mundo —actualmente es quinta— y ganadora de siete ‘majors’ a lo largo de su carrera, lidera la tabla con 132 golpes totales (10 abajo), uno menos que la estadounidense Stacy Lewis, séptima del ránking mundial y autora este jueves de una espectacular vuelta de 63 golpes (-8).

En una jornada en la que el viento tuvo más protagonismo, la surcoreana se hizo con el liderato con un ‘birdie’ —sexto del día— en el último hoyo de su ronda. Hasta ese momento Park compartía la cabeza con Stacy Lewis, que este jueves dio un recital de golf en el campo de la reserva de Marapendi con diez ‘birdies’ y un ‘eagle’ por un sólo ‘bogey’.

A dos impactos se encuentra la británica Charley Hull y la canadiense Brooke Henderson, y a tres está un trío integrado por la noruega Marianne Skarpnord, la danesa Nicole Broch Larsen y la taiwanesa Candie Kung.

La líder el primer día, la tailandesa Ariya Jutanugarn, bajó hasta la octava plaza a cuatro impactos de Park al hacer el par (71), mientras que la número uno mundial, la neozelandesa Lydia Ko, ocupa la vigésima segunda plaza a siete impactos de la cabeza.

Azahara Muñoz es la mejor de la españolas. Este jueves la malagueña firmó una tarjeta de 69 (-2), uno más de los que necesitó el miércoles. No estuvo muy afortunada en los nueve primeros hoyos, en los que cometió hasta dos ‘bogeys’ por un sólo ‘birdie’. Sin embargo, en la parte final de su ronda recuperó la inspiración para rebajar un impacto al 15, al 16 y al 18 para terminar con 69 y 5 abajo en el total.

«Estar a tres golpes de la medalla en este campo, y con 36 hoyos por delante, no es nada, por lo que vamos a luchar mucho estos días para que ojalá sea así», explicó la malagueña.

 

Carlota Ciganda durante la segunda jornada del torneo de golf en Río. Foto: EFE

Carlota Ciganda durante la segunda jornada del torneo de golf en Río. Foto: EFE

 

Tras un comienzo muy prometedor el miércoles, con una ronda de 67 golpes y 4 bajo par, la pamplonesa Carlota Ciganda tuvo un mal día al firmar una tarjeta de 72 (+1), con el lastre de un cuádruple ‘bogey’ en el hoyo 2, para -3 en el total.

La pamplonesa ya comenzó su vuelta con ‘bogey’ en el hoyo 1. Y en el siguiente llegó el desastre, con un cuádruple ‘bogey’ que fue lo que acabó por lastrar su ronda. De repente Carlota pasó a estar con +2 en el total. Pero la navarra no se vino abajo y se empeñó en seguir trabajando para tratar de recuperar todo el camino perdido en ese fatídico hoyo 2.

Para ello se puso manos a la obra e hizo ‘birdie’ al 5, al 8 y al 9, aunque otro ‘bogey’ en el 13 volvió a frenar su marcha. Después anotó dos ‘birdies’ más, en el 16 y el 18 para terminar con 72 (+1) y minimizar los daños. «Yo estoy tranquila. Estoy jugando bien, quedan dos días y aunque hay que atacar mañana —por este viernes— y hacer un -5 o -6 para meterse en la pelea, yo me veo bien», contó Ciganda.

Escrito por
Sin Comentarios

Dejar un comentario