Bera Bera y Guardés se juegan el título en la última jornada y el Valencia salva la categoría

Vascas y gallegas no fallan en la penúltima jornada de la liga de balonmano femenino y siguen coliderando, mientras Castellón certifica su descenso y el Canyamelar su salvación

 

El título de campeonas de la Liga Guerreras de balonmano femenino se decidirá en la última jornada. Super Amara Bera Bera y Mecalia Atlético Guardés —las gallegas vigentes campeonas— se impusieron en sus respectivos partidos de la jornada 25 y colideran el campeonato con 44 puntos. Todo o nada para la última cita la próxima semana, en la que las donostiarras tienen la ventaja del diferencial goleador particular con sus las de A Guarda.

La incógnita que sí se despejó en la penúltima jornada fue en la zona de descenso. El Canyamelar Valencia logró certificar la salvación después de superar al descendió Base Villaverde. Las valencianas se jugaban el no perder la categoría con el BM Castellón, que cayó ante el Mavi, lo que significó ya el descenso del equipo castellonense.

Descolgado el Rocasa Gran Canaria, que se vio sorprendido en Ibiza por el Puchi, cayendo 24-21, la cosa del título desde hacía una jornada, quizás dos, ya era cosa del Bera Bera y el Atlético Guardés. Las donostiarras recibieron al Elche Mustang, al que no dejaron mandar en ningún parcial. Pese a la buena anotación de Laura Hernández (6) o María Flores (6) para las ilicitanas, el bloque vasco pudo más y fue superior, destacando en la faceta goleadora Maitane Etxevarria (8) y Adriana Cardoso (7) para acabar ganando 29-23 y sumar ya 44 puntos.

Y los mismos acumula el Atlético Guardés, que recibió al siempre peligroso Rincón Fertilidad Málaga con Paula García (10) como estilete. Se impusieron las gallegas 28-25 (13-11 al descanso) con un gran trabajo de bloque, destacando ligeramente en la anotación África Sempere (6) y Rosario Urban (5). El equipo de José Ignacio Prades, que defiende título, colidera con Bera Bera, pero cuenta con la desventaja del average entre estos equipos. En la jornada del próximo sábado de horarios unificados (19:00 horas), Bera Bera tendrá viaje corto para jugar ante Zuazo, mientras el Guardés visitará a Granollers.

Otra temporada con la angustia

Resulta incomprensible que en la Comunidad Valenciana, que se caracterizó por ser una potencia del balonmano femenino nacional, y también europeo, ni empresas ni instituciones acaben den un paso firme, solvente y real, como sí lo hacen con otras disciplinas, para ayudar a volver a levantar a una región que fue referencia. Desde hace varias campañas, los equipos representantes en la máxima categoría del balonmano femenino viajan cada campaña con la angustia de tener que sufrir y mucho por mantenerse y conseguir que siga habiendo clubes en la Liga Guerreras. Quizás en eso, ligeramente, que no que significa que no tenga problemas, el Elche Mustang cuenta con algo más de músculo. De hecho, ya viene haciendo buenos fichajes para el próximo curso.

Pero Canyamelar Valencia y BM Castellón han pasado el curso en las angustiosas plazas o zona de peligros, esa que puede llevarte a perder la categoría. Y el asunto ya en las últimas jornadas, descendido el Base Villaverde madrileño, estaba entre estos dos equipos para saber cuál ocuparía el siguiente puesto para descender a Plata. A la postre, Castellón cae y Canyamelar Valencia se salva. Las valencianas se impusieron con mucha solvencia ante el Base Villaverde por 24-47 (Stephania Oliveira y Sara Bravo, ambas con siete dianas, fueron las máximas anotadoras), mientras las castelloneses perdieron 29-20 ante el Mavi asturiano, vigentes campeonas de la Copa de la Reina.

La racha del Rocasa

El Rocasa Gran Canaria, líder del campeonato durante gran parte de la temporada, alargó una jornada más su racha negativa. Viajó a Ibiza y la victoria se pudo decantar para cualquier lado en un encuentro muy competido, pero Puchi, de los equipos que ha luchado por la permanencia, acabó imponiéndose 24-21. Las grancanarias acumulan un empate y tres derrotas consecutivas en las últimas cuatro jornadas, en las que se les escurrió el título de Copa, que defendían, y la EHF Challenge Cup, que también ganaron el pasado curso.

Por su parte, el Aula Valladolid recibió al KH-7 BM Granollers, con victoria final de las catalanas por un ajustado 24-26. La jornada abrió el viernes con la victoria del Zuazo en la pista del Porriño por 20-32. El próximo sábado finalizará la Liga Guerreras de balonmano femenino. [Pinche aquí para ver la clasificación]

Sin Comentarios

Dejar un comentario