Convicción por el deporte femenino
 

Así fue la jornada inaugural de la Liga Guerreras de balonmano 2020-2021: los favoritos no fallaron

La jornada inaugural de la Liga Guerreras Iberdrola de balonmano 2020-2021, que presenta una primera fase con dos grupos, registró las victorias de Rincón Fertilidad Málaga, Bera Bera, Atlético Guardés y Aula Valladolid en el cuadro A, y los triunfos de Rocasa Gran Canaria, KH-7 Granollers, CBM Elche y de Liberbank Gijón en el B.

Grupo A

Las vigentes campeonas de la Copa de la Reina, el Rincón Fertilidad Málaga, abrieron la Liga Guerreras en el Grupo A recibiendo la visita de Balonmano Zuazo. Las malagueñas impusieron su juego y ritmo desde el inicio y, de hecho, ya llegaron al descanso con un más siete (13-6). La cosa no quedó ahí y el progreso del primer cuarto de hora no hizo más que estirar la brecha en favor de las malacitanas a una renta de trece goles (23-10) imposibles de remontar para Zuazo. A la postre, Málaga se impuso por 31-18.

Por su parte, Bera Bera también se apuntó un triunfo arrollador en su visita al Ciscar Lanzarote Ciudad de Arrecife, donde las donostiarras registraron un arrollador 17-32. La local Nagore Saenz, con ocho dianas, fue la máxima anotadora del partido pese a la clara victoria de las visitantes, que en el descanso ya generaban una renta de más seis (10-16), ampliada en el segundo tiempo hasta un más quince. Sin embargo, la mayor victoria de la jornada la registró el Atlético Guardés, que recibió al Lanzarote Puerto del Carmen. En A Sangriña, un marcador final implacable de 38-13 (24-7 al descanso) con Paulina Pérez Buforn yéndose a una cifra individual de 11 goles.

El último partido de la primera jornada de la División de Honor Femenina lo disputaron el domingo Aula Alimentos de Valladolid y Uneatlántico Pereda con victoria final para las vallisoletanas por 33-23 en Huerta del Rey. La igualdad duró diez minutos de partido. A partir de ahí, Aula aceleró, demostrando una gran efectividad en ataque y marchándose al descanso con nueve goles de diferencia (20-11), renta que sirvió a las locales para gestionar el segundo tiempo y registrar el postrero triunfo.

Grupo B

La temporada oficial de la Liga Guerreras Iberdrola 2020-2021 arrancó su fase regular en Sagunto, en el Pabellón Municipal Internucleos, donde se midieron el Club Balonmano Morvedre y el Rocasa Gran Canaria con victoria de las isleñas por 21-23. El conjunto insular ya pegó un buen arreón desde el primer parcial con un 1-4, renta que mantuvieron a lo largo del primer tiempo, resuelto con un más tres (10-13). Pese a que las valencianas no bajaron los brazos, siendo Helena Martín del Olmo su referencia anotadora (6), esa renta de entre 2 y 4 goles de las grancanarias no se movió y a la postre se concretó el triunfo 21-23 de Rocasa.

En la Fuensanta, el Adesal Córdoba y el KH-7 Granollers protagonizaron un encuentro con victoria final para las catalanas por 20-30. Las cordobesas resistieron la primera mitad de la mano de una soberbia Agustina López (9 dianas al final). Al descanso, empate a 14. Sin embargo, las vallesanas aceleraron implacables en la segunda parte con una anotación coral, aunque destacando Kaba Gassama (7).

Ya en la jornada de sábado, las vigentes subcampeonas de la Copa de la Reina se impusieron en su visita a Tenerife. El CBM Elche visitelche.com no lo tuvo fácil en su viaje a las islas para medirse al Balonmano Salud Tenerife, que mandó en los parciales del primer tiempo, aunque sin despegarse en el marcador, que al descanso registraba un 16-15 para las locales. Pero las ilicitanas comenzaron a decantar el partido a su favor con el comienzo del segundo acto, destacando en anotación Ivet Musons (6), Clara Gascó (7) o María Flores (7), y alcanzado el minuto 45 se colocaba con un más seis (19-25) que ya fue imposible para Tenerife (30-35).

En el Pabellón de La Arena, Liberbank Gijón logró superar a Porriño por un 30-24 final. Anduvo el asunto parejo durante la primera media hora, si bien Gijón fue al descanso con una ligera ventaja (12-11). Un parcial de arrancada al segundo tiempo de 5-1 fue clave en el desarrollo del partido. Porriño no bajó los brazos y con el progreso reajustó la distancia a tres goles para las asturianas, que en los últimos diez minutos de nuevo abrieron la distancia a unos insalvables seis tantos de diferencia. A la postre, 30-24 para Gijón, para el que María González se fue a los 9 goles.

Foto principal: Adesal Córdoba / Fran Pérez

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario