Convicción por el deporte femenino
 

Canyamelar y Elche respiran en DHF

El triunfo del Atlético Guardés sobre el Rocasa Gran Canaria (23-20) ajusta la Liga Loterías de balonmano femenino en la cabeza de la clasificación. El conjunto insular, líder de la máxima categoría, sufrió su primera derrota de la temporada en la competición nacional. Por su parte, el Bera Bera ganó al Zarautz a domicilio por 16-31, de modo que se coloca a sólo dos puntos del conjunto canario. Hubo doblete de victorias para los equipos de la Comunidad Valenciana. El Canyamelar derribó al Alcobendas (25-19), mientras el Elche Mustang, que necesitaba angustiosamente la victoria, ganó en Oviedo por 21-23. [Resultados y Clasificación de DHF].

El equipo de Vicent Nogués recibió al Balonmano Alcobendas para arrancar la segunda vuelta del campeonato. El Canyamelar Valencia fue ganando un generoso colchón de goles para abrir brecha durante el primer tiempo hasta alcanzar el descanso con un 14-6 en el marcador. «Hemos ido ganando esa renta con una defensa muy dura y contundente, consiguiendo reprimir a las lanzadoras rivales», explicó Mireia Payá, capitana del conjunto valenciano.

Ya en el segundo acto, las de Nogués lograron mantener esas cualidades de juego y gestionar el resultado. Sin embargo, el Alcobendas no bajó los brazos y realizó una notable presión para intentar y conseguir robar balones. Sin embargo, las locales procuraron destacar con un juego coral, muy colectivo, sin excesos en las individualidades, para acabar derrotando a un equipo madrileño más bien espeso (25-19) y sumar dos puntos clave en la lucha por mantener la categoría. La máxima anotadora del encuentro fue Patricia Alonso (9), seguida en su equipo por los cuatro de Mireia Payá, o los tres de Sheila Segura y Bea Herreros. Por el Alcobendas, Silvia Ausas y María Francés, con 5 y 4 tantos respectivamente, fueron las máximas realizadoras.

Importante era la visita del Elche Mustang a Oviedo. Las necesidades clasificatorias de las ilicitanas obligaban a reaccionar. Y efectivamente lo hicieron en un partido, sin embargo, sufrido para acabar sumando los dos puntos en juego. Un duelo en el que hubo dos partes muy diferenciadas. En el primer acto, el Oviedo, crecido, fue muy superior ante un Elche que no acababa de entrar en el partido y con mucho problemas en ataque.

«En la segunda parte, hemos salido convencidas de que podíamos entrar. Ajustamos la defensa y en ataque nos empezó a salir todo. Ha sido uno de esos partidos que, aunque sufrido, gusta jugar. La victoria era muy importante», aseguró Llanos Trigueros, capitana del Elche. En el Oviedo concentró la mayor número de goles Aída Palacio con nueve, los mismo que Ana Vicente sumó para el equipo ilicitano, siendo ambas las máximas goleadoras del encuentro.

Si bien el Zarautz, ocupando la última plaza de la clasificación con sólo dos puntos, no tiene fácil la permanencia, el duelo entre el Oviedo y el Elche, rivales directos por seguir en DHF era vital, pues se medían penúltimo y antepenúltimo de la tabla. La victoria oxigena el objetivo de las ilicitanas que suman ocho puntos frente a los dos de las ovetenses.

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario