Convicción por el deporte femenino
 

La potencia de Martín-Prieto conjuga un doblete para el triunfo del Tenerife ante el Valencia

La potencia de Cristina Martín-Prieto conjugó la propuesta del UDG Tenerife para imponerse a un Valencia CF Femenino, cuyo empeño no se sustanció en la posibilidad de replicar los goles de la delantera andaluza del equipo canario. Victoria 2-0 de las tinerfeñas, con doblete de Martín-Prieto. Tres puntos importantísimos para las isleñas que cogen distancia sobre la zona de descenso, mientras el Valencia suma otra jornada más en esas posiciones asfixiantes para las que quedan oportunidades de escapar, pero se van acabando. Las valencianistas no saben lo que es ganar desde el 27 de octubre de 2019 cuando precisamente lo hicieron (2-0) ante las canarias; es decir, una vuelta entera sin conseguir la victoria.

Las angustias de navegar en las proximidades de la zona de descenso suele generar dos formas, quizás más, de entrar en los partidos por parte de los equipos en liza que están en esos apuros: que atenace el miedo, haya exceso de respeto e incluso miedo a perder, de modo que se compite ‘con el freno de mano puesto’; o que se relativice la situación para enfocar un encuentro con buena intencionalidad ofensiva para pensar en ganar y competir sin corsés. Tenerife y Valencia arrancaron el partido con esa segunda opción, con una propuesta por quedarse con el necesario botín de tres puntos, porque para ambos equipos urgía sumar de tres.

Fueron las tinerfeñas las que dibujaron unos primeros instantes con más chispa o claridad para desarrollar un plan de ataque claro: buscar la potencia de Cristina Martín-Prieto, la velocidad de Koko o la habilidad y trabajo de Marijose. Sin embargo, la cuestión se equilibró en cuanto a los momentos para cada equipo, si bien no se acaba de dar forma a acciones potables de ataque. El primero, a los diez minutos, fue un balón largo hacia Martín-Prieto, que a lo largo del primer acto sonrojó a Flores y, por momentos, ganó la acción a Calligaris, pero Enith blocó esa primera acción. Y diez minutos más tarde, fue Koko la que tiró de velocidad, de hecho llevó de cabeza a Bea Beltrán, para entrar en área, driblar y chutar, pero encontrando otra intervención de Enith.

Camino de la media hora, llegó la mejor opción de todo el primer acto para el Valencia. Carol Férez, que llevaba minutos contactando con el balón, recibió en largo, se acomodó el balón al borde del área tinerfeña y sacó el látigo con la izquierda para mandar el balón al larguero, si bien Cáceres llegó a rozar con los dedos, evitando el gol valencianista; en el córner que sobrevino, Carol volvió a probar a la guardameta del Tenerife. Hubo un latigazo de réplica. Al minuto de poder avanzarse el equipo de Bargues, las isleñas botaron una falta lateral lejana por la izquierda, el balón fue hacia Martín-Prieto, que ganó a Flores, recortó dentro del área a Calligaris y batió a Enith. Golpe para las valencianistas que progresivamente entraron en una fase de agobio, de acoso local, que acumuló algunas oportunidades más de peligro, salvadas por la portera valencianista.

Otro ’empujón’ de la potente ariete local

Fue muy necesario para el Valencia que llegase el descanso para reordenar ideas y buscar argumentos después de esa fase de final del primer tiempo con un Tenerife perseverante en ataque. Cuestión de reencontrarse en el arranque del segundo tiempo. Pero el problema para las valencianas fue que el Tenerife anotó en el primer minuto el segundo: Cristina Martín-Prieto se deshizo de Bea Beltrán, dribló a Pujadas con potencia y batió de chut raso a Enith (2-0). El paso de los minutos no dejó de mostrar a una muy activa Martín-Prieto, pero al tiempo el Valencia fue teniendo algo más el balón mientras el Tenerife apostaba por gestionar la ventaja de dos goles. Era momento de que el Valencia arriesgase para intentar restar. Bargues maniobró en clave ofensiva metiendo a Cara Curtin y sacando a Beltrán; además Carro sustituyó a Gaitán.

El Valencia consiguió animarse. Al menos crecieron en intencionalidad ofensiva. Quisieron restar, quisieron replicar. Otra cosa es que no acababan de dar forma a ocasiones realmente sustanciales sobre la portería de Cáceres. Los movimientos en el Valencia generaron desajustes y de ellos se podía aprovechar el conjunto local. Camino del último cuarto de hora, Pisco ingresó en área valencianista y Ana González remachó, pero el balón fue al poste. En todo caso, al Valencia no le quedaba otra que empujar y buscar opciones hasta el final. De fondo, casi en esa labor que suele pasarse por alto, el trabajo de Carol Férez, intentando tanto enganchar con las atacantes y al tiempo ayudar a las figuras del eje del centro del campo, fue notabilísimo. El empeño valencianista no se traducía en ocasiones de peligro real. Mientras que el Tenerife, con poco, incluso llegó a sacar otra ocasión de peso con un remate de Jujuba que Enith evitó fuese el tercero local ya en tiempo de prolongación. El negociado se cerró con el 2-0 para las isleñas.

Ficha técnica:

UDG Tenerife: Cáceres; Estella, Noelia Ramos, Patri Gavira, Pisco; Eva Llamas, Silvia Doblado (Jujuba, m.72); Clare Pleuler, María José (Poljack, m.87), Ange Koko (Aleksandra, m.63); y Cristina Martín-Prieto (Ana González, m.68).

Valencia CF Femenino: Enith; Flores, Viola Calligaris, Berta Pujadas, Bea Beltrán (Cara Curtin, m.60); Natalia Gaitán (Marta Carro, m.60); Flor Bonsegundo (Sandra, m.78), Paula Guerrero, Carol Férez, Asun Martínez (Coleman, m.55); y Mari Paz Vilas.

Goles: 1-0, min.29: Cristina Martín-Prieto. 2-0, min. 46: Cristina Martín-Prieto.

Árbitra: Paola Cebollada López (Comité aragonés). Amonestó a Ana González por el UDG Tenerife, y a Gaitán por el Valencia.

Incidencias: La Palmera. Jornada 22 de la Primera Iberdrola RFEF de fútbol.

Foto: LaLiga

Escrito por

Raúl Cosín es el fundador, editor y administrador de Visibilitas en la búsqueda con convicción de la mayor visibilidad del deporte femenino. Anteriormente estuvo camino de una década en la sección de Deportes de ABC como responsable en la Comunidad Valenciana. Twitter: @raulcosin

Sin Comentarios

Dejar un comentario