Convicción por el deporte femenino
 

Irene Garí: “Lo más bonito es ver como los niños vienen a verte y pedirte autógrafos”

Irene Garí cumplirá un nuevo sueño: jugar la Copa de la Reina.

Su primera Copa de la Reina y con la camiseta del club de su tierra. La de Oliva ya vivió la temporada pasada uno de los grandes éxitos del club: fase de ascenso. A partir de mañana hace su historia más grande.

¿Un premio para el Valencia Basket estar en la Copa?

Estar en la Copa es un premio a la buena primera vuelta que hemos hecho. A pesar de la baja de Marina, creo que Anna está haciendo un excelente papel, sabe leer las ventajas de todo el equipo. Estamos todas a un buen nivel y las jugadoras de rotación cada una que sale aporta. Creo que por eso es tan difícil jugar en este equipo.

El año pasado fue una de las protagonistas del ascenso… ¿Cómo ve que ha cambiado el equipo durante estos meses?

Ha cambiado mucho ya que ahora tenemos muchas jugadoras con experiencia en la primera división y eso ha hecho que subo mucho el nivel del equipo.

Tenemos un buen equipo, equilibrado en cuanto a gente con experiencia y gente joven y con proyección y eso se está notando.

¿Cuándo comenzó la temporada pensaban que podrían hacer la campaña que están haciendo? ¿Están superando todas sus expectativas para la temporada?

A principio de temporada cuando hablábamos siempre comentábamos que éramos nuevas, estamos en un proyecto nuevo porque muchas no habíamos estado en esta competición y era la primera vez que jugábamos juntas.

Es cierto que nos gustaría mantenernos de mitad tabla hacía arriba y lo hemos conseguido con creces y jugando solo con una base pura. Además las lesiones, de momento, nos han respetado.

Hablemos del rival de Copa, ¿Qué Girona se esperan?

Un Girona que va salir a tope porque es un título. No es un partido de Liga. Cuando hay un título el chip se cambia y se sale a por todas. Además es un año en el que el Girona va a por todo y es consciente de que puede ganarla.

¿Cómo afronta el Valencia Basket esta competición?

Para nosotras es un premio. Vamos a ir sin presión y sabemos que en futuros años sí que la tendremos. Pero este año vamos a aprovechar el ir allí, competir al máximo, hacer un partido serio los cuarenta minutos y a ver que pasa…

¿Ir de tapados les favorece?

Totalmente, no siempre los favoritos son los que se hacen con el título. Me acuerdo de muchas Copas que no ganó ni Perfumerías ni Ros Casares en su época.

Creo que es bonito ir así, somos conscientes de que nuestra gente va a venir a apoyarnos y queremos darles el mejor partido que podamos hacer.

¿Que supone para Irene Garí disputar la Copa de la Reina con la camiseta del Valencia Basket?

El año pasado no asimilé lo que habíamos vivido hasta pasados dos meses. Creo que este año me está pasando lo mismo hasta que no llegue el verano y pueda verlo en perspectiva no lo asimilaré.

Hablo con mucha gente que está en otros clubes y me dicen que tengo suerte de estar en un club com el Valencia Basket. Soy una privilegiada. Tenemos unas instalaciones espectaculares, una infraestructura de club grande, estoy en casa con mi familia y mis amigos.

¿Qué es lo más emocionante de todo lo que está viviendo?

Para mi lo más bonito es ver como los niños vienen a verte y pedirte autógrafos. Recuerdo perfectamente cuando yo era niña y venía a ver jugar a Ros Casares y querías estar cerca de Anna Montañana, Érika de Souza, Elisa Aguilar y pedirles autógrafos y ahora vienen a mi… me emociona el poder darles lo que piden.

¿Qué experiencia enseñas a tus equipos de formación?

Les enseño que se puede llegar a todos los sitios que te propongas. Es cierto que hay que tener mucha constancia y humildad. Al final venimos de segunda división, subimos a primera y todo lleva su tiempo y su esfuerzo. Me gusta que el Valencia Basket haya apostado por el femenino para que todas las niñas tengan esa referencia que antaño teníamos.

¿Qué te gustaría llevarte de esta Copa?

La experiencia y sobre todo vivir mi primera Copa con mi madre y mi hermano.

Cuando lograsteis la clasificación fuiste de las que se acordó de aquellas compañeras que estuvieron en las pasadas temporadas y que también son participes de este éxito…

Creo que a veces se nos olvida de dónde venimos y hay que acordarse de esa gente que estaba jugando en Nacional y que casi no tenía presupuesto y como ellas sin tener tantos factores externos que las ayudaban lograron ir ascendiendo.

Soy consciente de donde vengo y del porqué de las cosas. Es un sueño cumplido y poder compartirlo con Esther que estuvimos en la cantera… ya disfruté con ella la fase de ascenso y ahora estar en la Copa es un sueño hecho realidad.

Sin Comentarios

Dejar un comentario